Ante interrupción de sindicalistas, presidente ordena proteger cirugías en el San Juan de Dios

237

Edgar Fonseca, editor

En una acción calificada como alarmante por autoridades médicas, dirigentes sindicales bloquearon esta mañana  de jueves Durante dos horas el acceso a las salas de operaciones del hospital San Juan de Dios e impidieron realizar cirugías de emergencia entre ellas a pacientes de cáncer.

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, calificó de “inadmisible” la acción de los sindicalistas en el hospital y ordenó a la Fuerza Pública proteger que se realicen las operaciones.

Tomaron las salas

“El sindicato tomó la sala de operaciones y  no nos están dejando operar ni las emergencias, ni están dejando operar los pacientes con cáncer que ya estaban preparados para iniciar el día de hoy desde las 7 a.m.”, advirtió Ileana Balmaceda, directora del hospital.

Los huelguistas no permitían atender ni casos de emergencias, sostuvo.

Los sindicalistas se reunieron en las salas de operaciones y sin pedir permiso bloquearon el acceso, dijo.

“Nos parece una barbaridad”, agregó Balmaceda.

“Uno de los sindicalistas –dijo– que es un asistente de pacientes está definiendo él que se opera y que no se opera. Esto es alarmante y vamos a tomar las acciones legales pertinentes de acuerdo a lo que la ley nos permite”

“Estamos levantando un acta con un notario y se tomarán las acciones que corresponda”, afirmó.

De sus 21 salas de operaciones, el hospital solo pudo usar por la mañana usar 5 intermitentemente. Una la iban a utilizar en casos urgentes de cáncer.

No aceptan plan de contingencia

Balmaceda atribuyó la acción de los sindicalistas a su rechazo al plan de contingencia implementado a partir de hoy, con el apoyo quirúrgico de personal del Centro de Atención Integral de Salud de Puriscal.

“Este plan fue acordado ayer con el objetivo de ampliar el servicio de cirugía ante la acumulación de pacientes de oncología y de ortopedia”, dijo la jerarca.

“Esto los molestó, externando que era una barbaridad traer a gente de afuera. Así que tomaron sin autorización los quirófanos para realizar una asamblea a las 7 a.m, hora en la que empiezan los procedimientos quirúrgicos”, denunció Balmaceda.

El hospital se apoyó en personal jurídico y de seguridad para atender la situación y un notario público se presentó para levantar el acta correspondiente sobre la paralización de la sala de operaciones durante dos horas.

Presidente ordena intervención de la Fuerza Pública

El presidente Alvarado ordenó la intervención de la Fuerza Pública en el hospital para asegurar la atención y cirugías de los pacientes.

“Es inadmisible la toma de la sala de operaciones por parte de sindicalistas del Hospital San Juan de Dios”, dijo Alvarado.

“Instruí a los jerarcas del Ministerio de Seguridad Pública y la Caja Costarricense de Seguro Social para que realizaran las intervenciones necesarias que ya permitieron reanudar los servicios de cirugías de emergencias”, sostuvo.

“Además –dijo– se presentarán las denuncias correspondientes para sentar las responsabilidades”.

“La Fuerza Pública de Costa Rica se mantendrá a las órdenes de las autoridades de la CCSS, para garantizar la continuidad de los servicios. Estas acciones no serán toleradas”, enfatizó el gobernante.

“Si algún oxígeno le quedaba a la semihuelga, presumo que el criminal secuestro de quirófanos del San Juan de Dios se lo ha cortado. Ahora, a cuidados intensivos con intensa asfixia”, fustigó tras este hecho el analista y exdiplomático, Eduardo Ulibarri.