Presidente pone a la orden de Fiscalía expedientes sobre cuestionados nombramientos en Cancillería

368

Edgar Fonseca, editor

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció la tarde de viernes que pone a la orden de la Fiscalía toda la información concerniente a cuestionados nombramientos en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El anuncio lo hizo el mandatario en una nota que envió a la Fiscala General, Emilia Navas.

La decisión de Alvarado trascendió horas después que se conoció que la Fiscalía General abrió desde julio una investigación de oficio sobre los nombramientos en Cancillería, entre los que aparece el de una ahijada de la Vicepresidenta y titular de Relaciones Exteriores, Epsy Campbell.

“He comunicado a la Fiscala General, Emilia Navas, que el Gobierno garantizará el acceso inmediato a toda la documentación requerida respecto a la investigación en curso sobre la Primera Vicepresidenta y Canciller, Epsy Campbell, relativa a los nombramientos en Cancillería”, informó el presidente Alvarado.

“Para el Gobierno es de enorme importancia el pronto y total esclarecimiento de los hechos que se encuentran bajo investigación”, agregó el gobernante enfrentado a un inesperado episodio de polémica por la gestión de un miembro clave de gabinete como es la titular de Relaciones Exteriores.

Acceso “inmediato y completo”

Alvarado afirmó que da acceso  “inmediato y completo” a la Fiscalía a toda la documentación que sea requerida por el Ministerio Público para dichos efectos”.

“En razón de la investidura de la señora Campbell Barr y su función como representante del Estado ante la Comunidad Internacional, para el Gobierno de la República es de enorme importancia el pronto y total esclarecimiento de los hechos que se encuentran bajo investigación”, dijo el presidente Alvarado.

Y enfatizó: “por lo que hará todo lo que esté a su alcance para que el Ministerio Público reciba sin dilaciones, toda la información que requiera”.

Alvarado posteó su mensaje a Navas en Twitter a las 5:01 p.m.

La investigación de la Fiscalía se conoció este viernes tras la comparecencia el jueves de Campbell a la Comisión de Ingreso y Gasto Público donde fue cuestionada por diputados sobre las polémicas designaciones en la Cancillería.

Sobresalió el cuestionamiento al nombramiento de su ahijada como asesora de despacho. La designada es hija de la expresidenta de Japdeva, Ann Mackinley.

Campbell defendió el nombramiento de su ahijada por razones de idoneidad.

Sus explicaciones no acabaron de convencer a los legisladores.

“Todas mis actuaciones están sometidas al control interno de la Cancillería y al escrutinio público”, insistió Campbell ayer ante los diputados.

“Celebro apertura de investigación”

A las 11:55 a.m  de este viernes, Campbell celebró, en un mensaje, la apertura de la investigación del Ministerio Público.

“Celebro la apertura de una investigación en el Ministerio Público para que quede absolutamente clara la legalidad de los actos y nombramientos realizados en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, como lo demostré ayer durante la comparecencia en la Comisión de Ingreso y Gasto Público del Congreso, donde presenté toda la documentación que respalda mis actuaciones”, dijo.

“He girado instrucciones, además, para que la Cancillería remita toda la información referente a los nombramientos, a la Procuraduría General de la República y a la Procuraduría de la Ética Pública”, agregó.

“He sido consistente a lo largo de toda mi trayectoria en defender la transparencia, la ética en la función pública y la rendición de cuentas. Por ello, jamás actuaría en contra de mis principios”, sostuvo.

“Reitero mi disposición para colaborar en todo lo que esté a mi alcance, con el convencimiento de la investigación se resuelva a la mayor brevedad posible, para demostrar que todos los nombramientos se han realizado con sustento jurídico e idoneidad comprobada”, agregó.

 

Defensa ante diputados

“He sido consistente a lo largo de toda mi trayectoria en defender la transparencia, la ética en la función pública y la rendición de cuentas”, enfatizó Campbell el jueves ante los diputados.

“Jamás actuaría en contra de mis principios”, enfatizó Campbell.

Insistió en defender sus actuaciones como “legalmente sustentadas, éticamente coherentes y totalmente transparentes”.

Campbell razonó el sustento jurídico y los informes de idoneidad de cada uno de los nombramientos en Relaciones Exteriores y Culto en la presente administración.

Sostuvo que el artículo 147, inciso 3 de la Constitución Política faculta al Consejo de Gobierno a nombrar y remover a los representantes diplomáticos de la República.

No hay “mordaza”, dice

Campbell rechazó, además, que exista una política para silenciar a funcionarios y funcionarias de la institución.

Según Cancillería, la Dirección General de Servicio Exterior emitió el 1 de octubre anterior una circular que únicamente se limita a transcribir de manera literal e inalterada un conjunto de disposiciones normativas de rango legal y reglamentario, todas ellas vigentes al día de hoy.

Las normas que regulan el deber de confidencialidad de los integrantes de las misiones en el exterior están estipuladas en la Convención de Viena Sobre Relaciones Diplomáticas, el Estatuto del Servicio Exterior de la República y su Reglamento, agregó Relaciones Exteriores.

Tienen su fundamento filosófico jurídico en la necesaria salvaguardia de la seguridad de la Nación, para evitar que la filtración de información estratégica pueda comprometer las relaciones entre los Estados, debido a que toda opinión emitida por un representante costarricense en el exterior es considerada como la posición oficial del país, insistió la versión oficial.