Rastrean a 1.068 sentenciados con tobilleras electrónicas

230

Edgar Fonseca, editor/ Foto Ministerio de Justicia y Paz

Autoridades penitenciarias rastrean en todo el país a 1.068 personas portadoras de tobilleras electrónicas de control como parte de sentencias judiciales emitidas por diferentes delitos.

Oficiales de la Policía Penitenciaria están realizando visitas físicas a casas de habitación, comunidades y sitios de trabajo para reforzar los controles de las personas que fueron remitidas  al  programa de monitoreo electrónico,  y verificar que están cumpliendo con las disposiciones de las sentencias judiciales, anunció el Ministerio Justicia.

Dichos operativos, dijeron las autoridades, permiten incrementar la seguridad de la ciudadanía, al tener mayores controles para las medidas penitenciarias alternativas, y generan un seguimiento más cercano de los beneficiados con este programa.

Chequeo de que cumplen

Según Justicia, procuran verificar que quienes portan dichas tobilleras cumplan con las condiciones fijadas para tal beneficio en vez de cumplir prisión.

Se trata de una nueva acción implementada por la Policía Penitenciaria para complementar los controles tecnológicos del monitoreo con visitas físicas, y así garantizar que se está cumpliendo con las disposiciones de los jueces, cuando conceden a una persona el beneficio de no ir a prisión, a cambio de permanecer dentro de un espacio delimitado y vigilado mediante un dispositivo electrónico, agregó la versión oficial.

A octubre –se informó– había 1.068 personas con tobilleras.

Los oficiales han  realizado seis operaciones de visitas al campo, en forma conjunta con la Fuerza Pública.

“Es una medida adicional, para garantizar que se está cumpliendo con la ley y para verificar que todo se encuentra en regla”, razonó Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria.

Dichos controles evidencian los esfuerzos que se realizan por una mejora continua en el sistema penitenciario, dijo la Ministra de Justicia y Paz, Marcia González Aguiluz

“Impulsamos una modernización integral en todos los niveles y eso implica revisar constantemente los elementos que definen la seguridad y la mejor atención técnica, que es uno de nuestros principales compromisos con la ciudadanía”, enfatizó.

Los operativos de control han abarcado Alajuela, Limón, San José, Pérez Zeledón (sur sur), Heredia, Guanacaste (Nicoya y Liberia), Cartago y Puntarenas.

El resultado es mayor seguridad para los ciudadanos de que los sentenciados están cumpliendo con las resoluciones de los jueces, y para los portadores de los dispositivos, se traduce en un control y apoyo técnico más efectivo, que permitirá implementar más opciones para el programa, agregó Justicia.

 

Tales operativos  se continuarán realizando en forma periódica, se confirmó.