Empresario del escándalo del “cementazo” seguirá en prisión preventiva hasta noviembre

380
Edgar Fonseca, editor
 
El empresario Juan Carlos Bolaños, figura clave en el denominado escándalo del “cementazo”, seguirá en prisión preventiva hasta noviembre, según resolvió este martes el Tribunal de Apelación del Segundo Circuito Judicial, San José.
 
Así lo confirmó la noche de este martes la Fiscalía.
 
La Fiscalía General de la República confirma que el Tribunal de Apelación del II Circuito Judicial de San José acogió esta tarde la solicitud de prorrogar por seis meses más la prisión preventiva del imputado Bolaños Rojas.
 
La prórroga rige del 3 de mayo al 3 de noviembre del 2019, citó el informe oficial.
 
Está pendiente que otro Tribunal resuelva la apelación que hizo ayer la Fiscalía General, en la cual se opone al cambio de medida cautelar que ordenó el Juzgado Penal de Hacienda, para que Bolaños se someta a una intervención quirúrgica, agregó la versión.
 
En esa resolución, conocida ayer después de aproximadamente cuatro meses de haber sido planteada por el imputado, el Juzgado ordenó el arresto domiciliario de Bolaños, a partir del momento en que este se haga la operación, consigna la Fiscalía.
 

La Fiscalía tiene prueba en la que se certifica que Bolaños puede recuperarse de esa intervención en la cárcel, pues existen las condiciones idóneas para tales efectos, ratificó el ente acusador.

Lo operan y se iría a la casa

El empresario será sometido a una intervención quirúrgica y luego debería cumplir  medidas cautelares en su residencia dispuestas el ounes por el Juzgado de Hacienda del Segundo Circuito Judicial, ratificó  Sandra Castro, portavoz del Poder Judicial.

Según esas medidas, Bolaños iba a quedar bajo arresto domiciliario con monitoreo electrónico.

Además tenía impedimento de salida del país, entregar de su pasaporte, vigilancia de la Fuerza Pública y no comunicarse con testigos.

Bolaños apareció en el epicentro de cuestionados préstamos del Banco de Costa Rica y del Banco Popular a sus empresas por unos $35 millones para la importación de cemento chino.

Investigaciones de la Fiscalía revelaron supuestas anomalías en el trámite de esos préstamos.

El empresario niega las presuntas actuaciones delictivas que le atribuyen las autoridades judiciales.

Bolaños fue detenido en un vehículo la madrugada del 3 de noviembre de 2017 cerca de su residencia en Atenas.

Tras estallar el escándalo en 2017 fueron detenidos, también, Mario Barrenechea, gerente del BCR y cinco directivos.

En el escándalo fueron vinculados cercanos asesores del expresidente Luis Guillermo Solís, quien en una oportunidad lo recibió en su despacho en Zapote.

En sus gestiones, el empresario fue recibido por personeros de la administración Solís en Casa Presidencial, Zapote, durante siete oportunidades, según las investigaciones.