Edgar Fonseca, editor

Reapertura controlada de ciertas actividades será anunciada por las autoridades de salud mañana lunes pero condicionada a que no se desate un resurgimiento inesperado de contagios del coronavirus, ratificó ayer sábado el ministro de Salud, Daniel Salas.

Tras 50 días de emergencia sanitaria, hay 693 casos confirmados de contagios, seis nuevos entre viernes y sábado y 242 pacientes recuperados, confirmó Salas.

Además, han sido descartados 8.214 casos.

No hemos pasado por donde asustan

El ministro Salas advirtió que el país no ha pasado por donde asustan en cuanto a la evolución de la pandemia.

“Queremos que se retomen actividades comerciales y económicas y valorar cómo va respondiendo la curva”, afirmó.

“Pero –agregó– no podemos permitir retomar las actividades paulatinamente y que tengamos un aumento de casos porque llega un momento en que la cantidad de casos es tanta”, insistió.

“No hemos superado ese escenario y que pudiéramos decir que ya pasamos por donde asustan y no nos van a asustar”, alertó.

“No hemos pasado por ahí todavía”, enfatizó Salas.

“No podemos decir que podemos retomar y que ya todo se acabó”, aseveró.

Previno que el país está en un riesgo claro de que se dispare la curva de contagios si no se retoman progresivamente con cuidado las actividades.

La normalización de algunas actividades, que será anunciada el lunes, dependerá de que no haya una demanda inmediata excesiva de servicios hospitales y en Unidades de Cuidados Intensivos.

“Estamos caminando por un piso muy frágil”, dijo Salas.

“Se puede quebrar si no cuidamos lo que tenemos que cuidar”, añadió.