Edgar Fonseca, editor

Las operaciones aéreas en los dos principales aeropuertos internacionales del país, Santamaría, Alajuela, y Oduber, Liberia, cayeron 90% desde el cierre de fronteras decretado por la pandemia del coronavirus el 8 de marzo, confirmó el director de Aviación Civil, Alvaro Vargas Segura.

“Antes del 18 de marzo se presentó un pico de operaciones por día de 550 vuelos, al 18 de abril se presentan en promedio 50 vuelos diarios aproximadamente”, destacó Vargas a consultas de este editor.

La pronta reapertura de ambos aeropuertos fue descartada este mediodía por el ministro de Salud, Daniel Salas, ante el temor de que el flujo de viajeros desate un pico inesperado de contagios.

Nuevos picos por reabrir aeropuertos

El ministro Salas afirmó que países que han manejado bien el freno a la epidemia y han reabierto aeropuertos, han vito rebrotes de contagios, por eso previno que aquí no se abrirán pronto.

“Países que han abierto fronteras, habiéndolas tenido cerradas y que han manejado bien la evolución del covid-19, han tenido situaciones ya muy desfavorables en lo que es el aumento de la curva, han tenido reveses que tal vez no lo estimaban que iba a ocurrir pero sí está ocurriendo”, dijo.

“En este momento hay muchos focos encendidos de transmisión en diferentes partes del mundo. Abrir en este momento las fronteras significaría justamente empezar a tener focos de transmisión en todo el país y sería cuestión de pocos días para tener un escenario de transmisión comunitaria ampliada”, advirtió.

“Entiendo el asunto del sector turismo, entiendo la preocupación, tenemos que ir poco a poco avanzando en esto. Pienso que lo más cauto sería en un tiempo si la curva, si el aumento de los casos nos lo permite, empezar a ver cómo podemos hacer algún turismo interno, a nivel interno”, añadió.

“Pero –puntualizó– abrir las fronteras para ya, permitir que vengan extranjeros de forma abierta, sí nos podría a empezar a llenar de casos por todo el país, y no podríamos hacer la trazabilidad de todos esos casos y la contención que hemos logrado hasta el momento”.

Hasta este miércoles el país registra 719 casos de contagios y solos seis fallecimientos, con la tasa más baja de mortalidad por covid-19, hasta ahora, en Latinoamérica.

Operaciones cayeron 90%

PuroPeriodismo.com consultó al jerarca de Aviación Civil, quien acaba de participar en una teleconferencia con directores de Norte y Centroamérica y del Caribe.

-¿Cuál es el estimado de reducción de operaciones de tráfico aéreo de pasajeros en este 2020 a partir de marzo cuando se declara la alerta sanitaria por el covid-19?

-El transporte de pasajeros se ha reducido en aproximadamente un 90%, solamente se están realizando vuelos de repatriación. Y se ha mantenido el tema de transporte de carga.

-¿En cuánto se han reducido entre marzo y abril esas operaciones en el país, tomando en cuenta la orden de cierre de fronteras y aeropuertos que rige desde el 18 de marzo?

-Antes del 18 de marzo se presentó un pico de operaciones por día de 550 vuelos, al 18 de abril se presentan en promedio 50 vuelos diarios aproximadamente. La cantidad de vuelos es del total que se registran en el país, en los diferentes aeropuertos internacionales.

-¿Cuáles son las estimaciones que manejan de reducción de operaciones por el resto del año para cada uno de los dos principales aeropuertos internacionales: Santamaría, Alajuela, y Oduber, Liberia?

-Para el Aeropuerto Daniel Oduber Quirós la reducción de operaciones se estima en un 95% y para el Juan Santamaría un 90%, los vuelos que se mantienen son los vuelos de carga, los vuelos de rescate de costarricenses, vuelos en tránsito y atención de emergencias aéreas si llegaran a presentarse.

Muy pronto para pensar en retorno a la normalidad

-¿Cuáles son los probables escenarios de retorno a la normalidad que manejan para ambos aeropuertos?

-Es demasiado pronto para poder trabajar escenarios confiables.

Las aerolíneas podrían considerar la programación de vuelos con frecuencia semanal, tres o cuatro vuelos a la semana o vuelos diarios dependiendo de la ruta. Y dependerá si las autoridades consideran necesario retomar nuevamente medidas restrictivas.

Hay que considerar que en situaciones normales ya estaríamos en temporada baja, lo que disminuye la cantidad de vuelos que se presentan en cada aeropuerto, la reactivación de la aviación se estará dando en el segundo semestre de este año y la temporada alta daría inicio durante el mes de noviembre.

Sin embargo como ya se ha mencionado la proyección de las aerolíneas es que en dos años se logre alcanzar una recuperación aceptable.

Depende del levantamiento de restricciones

-¿Bajo qué condiciones? 

-Que las medidas migratorias sean levantadas.

Que los casos confirmados de COVID-19 mantengan un crecimiento tal, que haga posible considerar la flexibilización de algunas de las medidas sanitarias implementadas.

Las proyecciones no consideran una segunda ola de contagios, que en caso de presentarse, habrá que hacer nuevamente las valoraciones que correspondan.

En la región la recuperación serán paulatina

-¿Cuáles proyecciones analizaron de la reducción regional/ o por país de las operaciones del tráfico de pasajeros vía aérea en el presente año?

-Básicamente es la aviación comercial la que se ha visto duramente afectada por las restricciones migratorias adoptadas, durante el tiempo que la medida ha estado implementada, la actividad ha caído alrededor del 90% (del 18 de marzo a la fecha) Para el resto del año el panorama de recuperación es conservador.

-¿Cuáles son escenarios probables de recuperación regional/ o por país que analizaron en dicho encuentro?

-Una vez que las restricciones migratorias se vayan levantando, los países estarán en la capacidad de asumir el incremento del tránsito aéreo, la recuperación se estima sea de manera paulatina.

Va a depender de la oferta y la demanda que se presente, considerando que el golpe a la economía se ha dado en todos los ámbitos de la sociedad, no sólo en la industria  aeronáutica.

Las compañías aéreas determinarán la frecuencia de los vuelos en las rutas establecidas, hasta retomar la cantidad de vuelos que se generaba antes del COVID-19.

La proyección de recuperación se estima que tarde dos años una vez que se inicien los vuelos de forma regular en el segundo semestre de 2020.