Edgar Fonseca, editor/Foto Getty Images, BBC Mundo

“Dignidad, es la conquista de nuestra dignidad”, dice Marco Castillo, un abogado y activista de los derechos de la comunidad LGBT+ en Costa Rica que ve en el primer minuto de este 26 de mayo un momento histórico, al entrar ven vigencia del derecho al matrimonio igualitario en el país, el primero en Centroamérica, destaca un informe del sitio BBC Mundo.

La norma entra en vigencia en medio de fuerte oposición de sectores conservadores políticos y desde las iglesias.

Las primeras bodas entre personas del mismo sexo tuvieron lugar en Costa Rica, después de que un fallo judicial histórico entró en vigencia a la medianoche. Si bien los planes de los activistas para una celebración nacional tuvieron que posponerse debido a la pandemia de coronavirus, una transmisión televisiva nocturna culminó con la ceremonia de boda de Alexandra Quirós y Dunia Araya. Mientras las novias se besaban, los invitados que asistieron vitorearon y lanzaron pétalos de rosa arcoíris, narra la periodista Suyin Haines de la revista Time.

Por una Costa Rica plural, unida

El presidente Carlos Alvarado, propulsor de dicho derecho, aludió al acontecimiento y lo enmarcó en “una Costa Rica diversa, plural y unida, donde la empatía y el amor sean la brújula que nos permite salir adelante como país”.

Alvarado exaltó que su trabajo como gobernante de Costa Rica no sólo es defender la Constitución Política y el país, sino defender los derechos humanos como expresión de la libertad, la autodeterminación y la dignidad humana, citó Casa Presidencial. 

“Nuestro deber –dijo el gobernante– es combatir todo tipo de discriminación, sea por discapacidad, etnia, cultura, credo religioso, sexo, identidad y expresión de género, orientación sexual o cualquier otra”.

Como cualquier ser humano

“Desde ese enfoque que procura la defensa de todos los derechos humanos, es el lugar donde hay que entender este paso”, enfatizó Alvarado.

“Las personas LGBTIQ buscan un espacio para el reconocimiento y la dignidad que se merece cualquier ser humano, sin importar quienes sean o a quienes amen”, amplió Alvarado.

“Son personas –dijo– que, cuando decidan casarse, lo harán por amor, por estabilidad y porque tienen un proyecto de futuro. Tienen las mismas motivaciones que podría tener cualquiera”.

“A partir de hoy tenemos un país más justo y equitativo”, ratificó esta mañana el diputado PLN y expresidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides.

“Saldamos nuestra deuda histórica con uno de los Derechos Humanos consagrado en los instrumentos internacionales”, aseguró la diputada independiente Zoila Rosa Volio.

No hay por qué discriminar

“En materia de derechos humanos no se debe discriminar ni por origen, etnia, color, sexo, idioma, religión, opinión política o cualquier otra condición, incluyendo la orientación sexual. Hoy Costa Rica ha dado un paso adelante”, resaltó el exministro y exdiputado Francisco Chacón, exjefe campaña presidencial PLN.

El diputado Jonathan Prendas del conservador bloque Nueva República, opuesto a la nueva norma, censuró la transmisión del Sistema Nacional de Radio y Televisión sobre el primer matrimonio igualitario.

“Nueva República repudia el uso de la televisora del Estado y de recursos públicos para promocionar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Seguiremos luchando por la defensa de los derechos de objeción de conciencia”, sostuvo Prendas.

Larga espera dice BBC Mundo

La llegada de este martes ha sido esperada durante años por él y miles de personas a las que se les había negado el deseo de que los matrimonios con personas del mismo sexo sean reconocidos por la ley, agrega dicha cadena.

“Este paso es muy importante porque representa que ya hemos empezado a dar pasos hacia ser ciudadanos de primera clase. Porque hemos venido siendo ciudadanos y ciudadanas de tercera y segunda categoría”, dijo el abogado y activista Castillo a la emisora Teletica, socia de BBC Mundo.

Cuando el reloj marcó las 00:01 de este martes, el primer matrimonio entre dos mujeres se llevó a cabo, precedido de una gran celebración virtual, por las medidas de prevención ante la pandemia de covid-19.

Las protagonistas fueron Dunia Araya y Alexandra Quirós.

La televisión estatal y canales en internet realizaron una transmisión especial en la que participaron las cantantes Mónica Naranjo y Lila Downs, el músico Manuel Obregón y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, así como testimonios y mensajes desde otros países, detalla BBC Mundo.

El momento fue posible luego de que Costa Rica solicitara en 2016 una opinión a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

El tribunal resolvió en 2018 que los Estados “deben reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo”, incluido el matrimonio.

Ver: BBC Mundo