Edgar Fonseca, editor/Foto Julieth Méndez, Casa Presidencial

La pareja de Nisa Sanz y Christine Unold, esposas y madres de Gabriel, Julián y Diego, fueron recibidas hoy en Casa Presidencial por el Presidente Carlos Alvarado y la Primera Dama, Claudia Dobles, con ocasión de la histórica entrada en vigencia del derecho al matrimonio igualitario.

Casa Presidencial destacó que el acto fue como una forma de felicitar a todas las parejas del mismo sexo tras la entrada en vigencia de dicho derecho, que convierte a Costa Rica en la primera nación en Centroamérica en autorizar tales uniones.

En la cita, Alvarado, su esposa y los visitantes conversaron sobre cómo la entrada en vigencia del matrimonio igualitario en Costa Rica beneficia a su familia y a sus hijos, y sobre cómo este cambio es un avance en materia de Derechos Humanos en el país, aseguró la versión oficial.

La entrada en vigencia del derecho al matrimonio igualitario tuvo amplia repercusión en medios internacionales.

“Es la conquista de nuestra dignidad”: el histórico primer matrimonio igualitario en Centroamérica, resaltó un reporte de la cadena BBC Mundo.

Costa Rica se convierte en el primer país de Centroamérica en legalizar uniones del mismo sexo, enfatizó la revista Time.

El expresidente Oscar Arias sumó sus voces de reconocimiento al derecho y generó críticas.

“Quisiera recordarles a los costarricenses que en mi Gobierno (2006-2010) decidimos apoyar a la comunidad LGTBIQ, impulsando el proyecto de Sociedades de Convivencia. Ello originó ataques a nuestro gobierno”, sostuvo Arias en un tuit a la 1:14 p.m.

Una Costa Rica diversa, plural, unida

El presidente Alvarado, propulsor de dicho derecho, aludió al acontecimiento y lo enmarcó en “una Costa Rica diversa, plural y unida, donde la empatía y el amor sean la brújula que nos permite salir adelante como país”.

El mandatario exaltó que su trabajo como gobernante de Costa Rica no sólo es defender la Constitución Política y el país, sino defender los derechos humanos como expresión de la libertad, la autodeterminación y la dignidad humana, citó Casa Presidencial. 

“Nuestro deber –dijo el gobernante– es combatir todo tipo de discriminación, sea por discapacidad, etnia, cultura, credo religioso, sexo, identidad y expresión de género, orientación sexual o cualquier otra”.

Como cualquier ser humano

“Desde ese enfoque que procura la defensa de todos los derechos humanos, es el lugar donde hay que entender este paso”, enfatizó Alvarado.

“Las personas LGBTIQ buscan un espacio para el reconocimiento y la dignidad que se merece cualquier ser humano, sin importar quienes sean o a quienes amen”, amplió Alvarado.

“Son personas –dijo– que, cuando decidan casarse, lo harán por amor, por estabilidad y porque tienen un proyecto de futuro. Tienen las mismas motivaciones que podría tener cualquiera”.

“A partir de hoy tenemos un país más justo y equitativo”, ratificó esta mañana el diputado PLN y expresidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides.

“Saldamos nuestra deuda histórica con uno de los Derechos Humanos consagrado en los instrumentos internacionales”, aseguró la diputada independiente Zoila Rosa Volio.

No hay por qué discriminar

“En materia de derechos humanos no se debe discriminar ni por origen, etnia, color, sexo, idioma, religión, opinión política o cualquier otra condición, incluyendo la orientación sexual. Hoy Costa Rica ha dado un paso adelante”, resaltó el exministro y exdiputado Francisco Chacón, exjefe campaña presidencial PLN.

El diputado Jonathan Prendas del conservador bloque Nueva República, opuesto a la nueva norma, censuró la transmisión del Sistema Nacional de Radio y Televisión sobre el primer matrimonio igualitario.

“Nueva República repudia el uso de la televisora del Estado y de recursos públicos para promocionar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Seguiremos luchando por la defensa de los derechos de objeción de conciencia”, sostuvo Prendas.