CARACAS, Venezuela – El fallo de la Corte Suprema le dijo a la agencia nacional de telecomunicaciones que confiscara las antenas parabólicas y el espacio de oficinas en los centros de transmisión. Esto días después de que la compañía estadounidense abandonara sus servicios en la nación sudamericana, citando sanciones estadounidenses.

El martes, AT&T, con sede en Dallas, cortó los servicios de televisión de pago en Venezuela, diciendo que las sanciones estadounidenses prohíben que su plataforma DirecTV transmita canales que la administración del presidente Nicolás Maduro exige .

Sin embargo, la legisladora pro-Maduro María Alejandra Díaz dijo que la compañía está legalmente obligada a mantener su programación.

“DirecTV suspendió unilateral e ilegalmente el derecho a la libertad de expresión y comunicación para casi 10 millones de venezolanos”, dijo Díaz fuera de la corte. “No es cierto que DirecTV no pueda cumplir con las regulaciones internas”.

El movimiento abrupto que cortó los canales de entretenimiento, noticias y deportes, provocó protestas generalizadas al menos dos noches seguidas, con los residentes inclinados desde sus ventanas a través de la capital de Caracas golpeando ollas y sartenes.

“Quiero mi DirecTV”, gritaban algunos en medio de cánticos contra Maduro.

Ver más en PBS…