Edgar Fonseca, editor/E. Fonseca M.

El ministro de Salud, Daniel, Salas, no descartó este lunes el cierre de empresas operadoras agrícolas, entre otras, que incumplan protocolos sanitarios y pongan en riesgo la salud de sus trabajadores y de poblaciones en medio del fuerte foco de infecciones del coronavirus en la zona noratlántica del país.

“Sí se puede, claro que sí”, respondió Salas ante consultas de este editor sobre la posibilidad de sancionar a empresas de la zona dedicadas a actividades agrícolas intensivas en las que media el uso de mano de obra de migrantes en condiciones sanitarias muy precarias, según múltiples denuncias.

“Claro que sí, se puede retirar el permiso sanitario de funcionamiento y esa actividad quedaría suspendida si se demuestra que están incumpliendo de forma deliberada, de forma no cuidadosa, los protocolos que tienen que estarse cumpliendo en este momento”, ratificó Salas, quien confirmó este lunes que el paìs enfrenta una segunda ola pandémica del coronavirus  muy focalizado en sitios de la zona norte y atlántica bajo alerta naranja.

  • Un total de 1.342 contagios, 24 casos nuevos, 712 recuperados, destacan las cifras oficiales de la pandemia a este lunes 8 de junio en el país.

San Carlos continúa como el cantón con mayor número de casos activos de coronavirus con 77. Le sigue San José con 66.

Advierte a empresarios

El ministro Salas fue vehemente en advertir la responsabilidad de los empresarios que contratan a trabajadores en condicoones vulnerables.

“Primero es la responsabilidad de cada empresario”, aseveró.

“Si están esperando a que lleguen a tocarles la puerta, de que aquí está el gobierno para ver qué está haciendo, eso no se vale”, afirmó.

“Se vale que desde ya estén proactivamente yendo a ver cómo están sus trabajadores, en qué condiciones están viviendo, cómo está ese asunto de si están entrando o no están entrando personas irregulares o no a trabajar”, insistió Salas.

“No tienen que esperar a que el gobierno les toque la puerta para ver que está pasando”, destacó.

“Eventualmente si existe ya un comportamiento que es con dolo, con toda intención de no salvaguardar la salud y la vida de las personas, pues sí hay sanciones que se pueden aplicar, siempre en el marco del manejo coordinado que tiene que haber en medio de una pandemia como esta”, enfatizó.

“Si los empresarios, los empleadores de este tipo de actividades no se fajan con todas las energías y con todo el cuidado que amerita esta situación, van a poner en riesgo a todo el resto del país, en todos los sectores”, advirtió.

“La economía, casi que en su totalidad, está dependiendo de esos sectores específicos”, sostuvo.

Emergencia focalizada

El ministro Salas ratificó que tienen focalizada la emergencia de alza en casos de contagios en la zona norte.

De los 24 de este lunes, detalló, ya 20 tenían orden sanitaria previa.

Significa que ya había una labor de adelantarse y eso es parte también de lo que ha permitido que no avance hacia una transmisión más ampliada el hecho de poder hacer ese rastreo, agregó.

“Es claro que tenemos un asunto focalizado. Es un asunto que hemos tratado ya con las alertas, con las medidas que se han estado tomando, tratar que no se salga de control”, ahondó.

Además de insistir en la responsabilidad de la población , de los empresarios para detener la propagación de la pandemia, alas vinculó Vivienda y Asentamientos Humanos , Agricultura y Ganadería y el de Trabajo.

Los retos –dijo– son diferentes de acuerdo al momento epidemiológico.

Los turistas volverán

Salas abrió las puertas al retorno de turistas al país.

“El reto que representaba en su momento los turistas que venían de forma aérea, no es porque hicimos una neutralización”, aclaró.

Anunció que ya algunas formas eventuales de que en un futuro pueda darse una forma controlada de retorno de la actividad del turismo.

“Ese riesgo quedó atrás”, afirmó.

“Ahorita el riesgo es hacia esas poblaciones que ya indicamos”, manifestó.