Edgar Fonseca, editor/Foto diario La Prensa, Managua

A tres meses de la llegada de la pandemia de la covid-19 a Nicaragua, la cifra de muertes por coronavirus, según los últimos datos recogidos por el Observatorio Ciudadano COVID-19, supera los 1.398 fallecimientos, destaca el sitio Confidencial de Managua.

Una cantidad 72% mayor a la proyectada por el Ministerio de Salud, en febrero pasado, cuando pronosticó que en un período de seis meses, al menos 813 nicaragüenses contagiados morirían a causa del nuevo coronavirus, añade dicho sitio.

Esta semana informó que en los últimos ocho días se produjeron solo nueve muertes por la epidemia pero medios independientes aseguran que son centenares.

Según el boletín del Ministerio de Salud de Nicaragua: hubo 359 nuevos contagios en estos siete días, de manera que Nicaragua sumaría, oficialmente, 64 fallecidos y 1823 casos positivos, bajando el índice de letalidad de la pandemia a 3.5%.

Dichas cifras son cuestionadas por expertos médicos independientes.

Rompió previsiones oficiales

Según el “Protocolo de preparación y respuesta ante el riesgo de introducción del virus coronavirus” que se filtró y que el Gobierno de Ortega reconoció en el “libro blanco” sobre el covid-19, en los siguientes 180 días, después de reportarse el primer caso, podrían contagiarse hasta 32.500 personas; de las cuales 8125 desarrollarían la enfermedad de forma grave y el 2.5% no sobreviviría.Y aunque esta proyección fue desestimada por expertos médicos, por sugerir un comportamiento lineal que no provocaría un crecimiento acelerado, en la mitad del tiempo previsto, Nicaragua superó la cifra de decesos, agrega Confidencial.

Letalidad de covid-19 en Nicaragua es de 28%

Los datos de dicho observatorio ubican a Nicaragua con el porcentaje de letalidad más alto de la región centroamericana, con un 28.1%. Mientras, las cifras oficiales —que solo reconocen 1823 contagios y 64 muertes por covid-19 — bajan la letalidad al 3.5%. Y según refieren algunos médicos, el porcentaje más cercano a la realidad sería el primero, cita el sitio.

“Los datos del Observatorio Ciudadano tratan de ser un aproximado a la realidad, que realmente es mucho más grande que los números de muertos que ellos registran. El problema que tenemos es que Nicaragua no tiene datos reales”, lamentó el epidemiólogo Álvaro Ramírez, quien en los años noventa fue director nacional del departamento de Vigilancia Epidemiológica de Nicaragua.

1 COMENTARIO

Comments are closed.