Edgar Fonseca, editor/Foto Roberto Carlos Sánchez, Casa Presidencial

El gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, respondió este miércoles que los pacientes covid-19 no se internan en los hospitales de la institución por nacionalidad sino que imperan “principios de solidaridad y universalidad” para atenderlos.

Así reaccionó Ruiz en la conferencia diaria sobre la pandemia ante la consulta de este editor sobre el desglose de pacientes locales y extranjeros hospitalizados en centros de la Caja Costarricense de Seguro Social a la fecha.

Según el reporte diario ofrecido por el ministro de Salud, Daniel Salas, a este miércoles hay 188 pacientes internados, 31 de ellos en cuidados intensivos. Con 504 nuevos contagios confirmados, el país sumó 8.986 casos a la fecha y se reportan 40 muertes.

A Ruiz se le preguntó por el desglose de esas cifras y también sobre la nacionalidad y la eventualidad de que el país coordine auxilio de la OMS para atender y, en caso necesario, devolver a su país de origen a aquellos indocumentados y sin seguro.

No es por nacionalidad

“Nosotros en la Caja tenemos los principios de solidaridad y universalidad que son los que nos rigen”, puntualizó Ruiz.

“Los pacientes que se internan no se internan de acuerdo con la nacionalidad o de acuerdo al lugar donde viven o al sitio de origen”, afirmó.

“Se internan cuando ameritan de acuerdo a su condición física tener un internamiento, digamos de acuerdo a ciertos parámetros que existen”, enfatizó.

“No tengo los números hoy, ahorita, se los podríamos tratar de conseguir de qué porcentaje son nacionales y qué porcentaje son extranjeros”, añadió.

Darle tratamiento a la mayor cantidad posible

“Sí es muy importante y eso lo ha recalcado el señor ministro en varias ocasiones, cuando hay una epidemia o una pandemia uno tiene que tratar como sistema de salud de darle tratamiento a la mayor cantidad de personas posibles, porque si una persona sobre todo con el covid no se acerca a los servicios de salud a recibir atención podría enfermar a más personas y entonces se vuelve una bola de nieve que termina enfermando a otras personas y la epidemia nunca se logra contener”, agregó.

“De hecho, por eso es que nosotros hacemos un llamado a que la población si presenta síntomas acuda inmediatamente a los servicios de emergencias independientemente de su condición migratoria”, amplió.

“El si está asegurado o no está asegurado ya es algo que se hace a lo interno de la institución, hay procesos para esto, pero los servicios de emergencia deben de brindarse para tratar contener la pandemia”, puntualizó Ruiz.

“Como dijo el señor ministro hace poco, no tenemos que perder la humanidad porque depende de todos el contener esta enfermedad y sobre todo en una epidemia en donde se podría volver muy complicado que haya focos de contagio de personas que no quieran consultar a los servicios de emergencia”, sostuvo Ruiz.

Singapur ejemplo de disciplina

Según Ruiz, ayer mantuvieron una reunión con los encargados de manejar la pandemia en Singapur.

“Singapur es un país muy parecido al nuestro desde el punto de vista de población. El doctor Salas también participó de la reunión y les preguntamos que cómo ha hecho para tratar de contener la pandemia y nos explicaban que la población es una población muy disciplinada y es una población que siguen las diferentes recomendaciones que se les dan”, dijo Ruiz.

“De hecho –añadió– nos enseñaban unas fotos donde la gente para ir al supermercado hace fila con distanciamiento. Ellos le llaman en lugar de distanciamiento social una distancia de prevención, así le llaman en Singapur”.

“Y a través de estas medidas de prevención, de educación sobre todo de toda la población, porque Singapur también tiene una población migratoria muy importante es que han logrado contener la pandemia. Aquí se trata de que entre todos pongamos nuestra parte para salir adelante”, aseveró Ruiz.