Edgar Fonseca, editor/Foto El Diario de Hoy, San Salvador

El Gobierno del presidente Nayib Bukele de El Salvador pagó millones de dólares para adquirir 1.5 millones de mascarillas KN95 a Lasca Design LLC, una empresa con sede de Miami, Florida, especializada en cerámica y porcelana. El dueño de la empresa y firmante de las órdenes de compra es un argentino de 49 años que se presenta a sí mismo como experto en construcción, diseño de interiores y distribución de cerámica y porcelana, denuncia el sitio independiente El Faro de San Salvador.

Uno de los dos principales proveedores de mascarillas KN95 al gobierno de El Salvador durante la pandemia de Covid 19, Lasca Design LLC, es una empresa con sede de Miami, Florida, especializada en cerámica y porcelana. Esta empresa recibió en abril la adjudicación de un contrato por 3 millones de dólares con el Ministerio de Salud para la provisión de 1.5 millones de mascarillas fabricadas en China, a un precio de $2 la unidad. El dueño de Lasca Design y firmante de las órdenes de compra es Ariel Lasca, un argentino de 49 años que se presenta a sí mismo como experto en construcción, diseño de interiores y distribución de cerámica y porcelana, detalla el informe de los reporteros Sergio Arauz y Jimmy Alvarado de El Faro.

La orden de compra a Lasca Design –menciona– está firmada por el ministro de Salud, Francisco Alabi. El documento, etiquetado con el número 161/2020, contiene el nombre de la empresa, su dirección en Weston 33327, Florida, Estados Unidos, un número telefónico y un correo. En él se asigna al producto el código 10900019 y se incluye su descripción: “Mascarilla KN95, con adaptador facial, posee sujetadores elásticos y no posee válvula de exhalación”. Para la entrega, el documento señala el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero.

El documento establece la cantidad de mascarillas a adquirir y el precio: “Cantidad: 1,500,000. Unidad de Medida: C/U. Precio Unitario: $2.00 Valor total: $3,000,000.00”. Una nota de aclaración en la orden señala que el proveedor entregaría 1,786 cajas con 840 mascarillas por caja, lo que da un monto exacto (que no aparece en la orden) de 1,500,240.00 mascarillas.

Les colgó la llamada

El Faro reseña que marcó el teléfono y escribió mensajes al correo que aparece en la orden de compra, pero no hubo respuesta. El domingo 21 de junio El Faro logró contactar por teléfono con el CEO de Lasca Design: “Buenas tardes. ¿Hablo con Ariel Lasca?”, le preguntó El Faro a la persona que tomó la llamada. “Sí, ¿quién le habla?”, contestó. “Le habla Jimmy Alvarado, periodista de El Faro, en El Salvador. Necesito hacerle unas consultas sobre unas mascarillas que vendió al gobierno de El Salvador”. Lasca colgó la llamada, cita el informe.

El Faro llamó dos veces más a ese número y envió un cuestionario a Lasca por la aplicación de mensajería Whatsapp. En él se le pregunta si ya ha hecho la entrega de las 1.5 millones de mascarillas y cuándo; si el producto salió de Estados Unidos hacia El Salvador o se envió desde otro país; el nombre de la empresa china de manufactura a la que compró las mascarillas; el tipo de certificación del producto; y si tenía experiencia vendiendo esta clase de insumos médicos al Gobierno de El Salvador o a otros clientes. Al cierre de esta nota no se había recibido respuesta.

El Gobierno de El Salvador tampoco ha querido dar respuesta a esas preguntas, ni ha transparentado el criterio de adjudicación del contrato o de valoración del precio de compra de las mascarillas, agrega El Faro. Entre el 31 de marzo y el 28 de abril, El Faro solicitó información sobre los expedientes de compra al Ministerio de Salud, pero la Oficina de Información y Respuesta no admitió las peticiones argumentando que los plazos administrativos estaban suspendidos a consecuencia de la emergencia. Luego de un seguimiento a las solicitudes, el 19 de junio esa oficina misma oficina respondió que posiblemente tramitará las gestiones en el mes de julio, consigna dicho reporte.

Ver: EL Faro, San Salvador