Edgar Fonseca, editor/Foto Roberto Carlos Sánchez, Casa Presidencial

En medio de crecientes protestas en distintas localidades para que se flexibilicen las alertas de restricción sanitaria y de insistentes reclamos del sector productivo por una real ruta de reactivación, el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, reapareció este martes y defendió que tal plan de recuperación existe.

Manifestantes protestaron y bloquearon hoy la ruta Interamericana 1 en San Ramón al exigir mayor flexibilidad en los cierres definidos hasta el 31 de julio. Otro grupo de quejosos se manifestó frente a la residencia del presidente Carlos Alvarado en Santa Ana. El lunes empresarios de centros deportivos reclamaron en las afueras de Casa Presidencial.

Al mismo tiempo representantes del sector productivo reiteran en reclamar al gobierno una ruta de reactivación económica urgente.

“Hay una ruta perfectamente clara de reactivación económica”, respondió Prieto en una sorpresiva aparición suya en la conferencia diaria de evolución de la pandemia, marcada por una leve merma en los contagios a 277 casos, tras semanas superiores a los 400, para un total de 11.811 contagios confirmados. También se informó de 272 personas hospitalizadas, 49 en UCI. Hubo dos nuevas muertes, para 68 en total,: un hombre de 61 años, costarricense y hombre de 76 años, extranjero. Los datos los dio el ministro de Salud, Daniel Salas, por videoconferencia.

Son dos pilares

Según Prieto, la ruta de reactivación del Ejecutivo “se concentra en dos pilares fundamentales, crédito al sector productivo porque sin crédito para que el sector productivo vuelva a invertir y empuje la económica no se puede lograr la reactivación, pero también gasto público de calidad dirigido a inversión en obra pública para generar también reactivación económica y empleo”.

“Son dos brazos, son dos pilares fundamentales para la reactivación económica que están empujándose de
manera conjunta por parte del Gobierno de la República”, aseveró y en negociación abierta con el Poder Legislativo.

Tras acabar de dar Prieto sus manifestaciones el exdiputado y exjefe de campaña PLN, Francisco Chacón reaccionó: “Pues sí, la ruta económica planteada está absolutamente clara: rumbo al despeñadero”.

Desde el primer día

Prieto, quien asumió su cargo el primero de mayo y ha generado polémica con algunas de sus posiciones públicas, destacó “la posición de la Presidencia de la República y del gobierno en su conjunto es la misma que hemos
tenido desde el seis de marzo, día en que apareció el primer contagiado de Coronavirus en Costa Rica”.

“Atender con una prioridad absoluta los requerimientos de la vida y la salud de los costarricenses y
atender al mismo tiempo la crisis sanitaria sin descuidar los requerimientos de reactivación económica y
de atención social”, insistió.


Con las primeras medidas de control sanitario que se tomaron, dijo, se iniciaron procesos en Costa Rica para
tratar de sostener y paliar la condición difícil para los trabajadores y para las empresas.

Fueron aprobadas moratorias en el pago, prórrogas en las deudas, rebaja del IVA a un conjunto de sectores,
atención a más de 500 mil personas con el Bono Proteger y un conjunto de acciones para contener los daños sociales que las medidas de reclusión
iban a producir, enumeró.

También, dijo, impulsaron desde el principio medidas de reactivación económica
“muy claras y muy precisas”.

La primera de ellas, citó, fue la apertura de una línea de crédito de más de ¢900 mil
millones por parte de los bancos del Sistema Bancario Nacional dirigida a los pequeños empresarios, a
los pequeños emprendedores, a los productores de todos los tamaños y de todas las áreas que
requirieran ajustes, adecuaciones de créditos o créditos nuevos.

Enfatizó que el gobierno mantiene un esfuerzo permanente para que se aprueben en la Asamblea Legislativa dos tipos de
proyectos de ley.

Por un lado, citó, los proyectos que persiguen cambiar, canjear deuda cara y de corto plazo
y de altas tasas de interés por una deuda de mejores condiciones, externa, multilateral, con mejores
tasas de interés y mejores plazos.

“Eso nos permitirá contrarrestar el déficit fiscal, mejorar las finanzas
del gobierno y obtener los recursos necesarios para continuar respaldando a muchas de estas personas”, agregó.

Resaltó que esta pendiente en la Asamblea Legislativa la aprobación de un recorte presupuestario muy grande, “el
más grande enviado en la historia de Costa Rica a la Asamblea Legislativa por cualquier gobierno, y que
contiene además recursos necesarios para reactivar el Bono Proteger, continuar favoreciendo a las
personas protegidas con este programa y para allegar recursos a la Caja Costarricense de Seguro Social,
sobre todo lo correspondiente al régimen no contributivo y a otras medidas especiales que ha tenido la
Caja que tomar en estos días”.

También están pendientes, afirmó, el crédito con el Fondo Monetario Internacional de
$504 millones, un crédito con el Banco Mundial, un nuevo crédito con el BID que permitirían una
reducción sustancial de la deuda y del pago de intereses de la deuda por parte del gobierno.

“Esos recursos servirán para inyectarle recursos también a las medidas que el gobierno viene tomando para
conjugar la crisis”, sostuvo.


También ahondó en que existe toda una línea de proyectos de inversión que el gobierno ha planteado
como uno de los principales elementos para combatir la recesión económica y desarrollar los primeros
elementos de reactivación económica.

Se trata, dijo, de créditos para inversión en obra pública, en carreteras, en
servicios de seguridad, comisarías, en una serie de obras que están pendientes de ejecutar que ya están
financiadas con recursos externos y que esperamos que la Asamblea Legislativa apruebe pronto.


Según Prieto, el sector construcción es uno de los sectores que más
rápidamente traduce la inversión en creación de empleo y ahí hay un campo muy importante para
desarrollar en las próximas semanas y en los próximos meses.

“Desde luego que las posibilidades de desarrollar una acción nacional en todos los cantones, en todas las
zonas de reactivación económica va a depender de la evolución de la pandemia y de cuanto tengamos
que restringir actividades en una región u otra”, reconoció.


“No solamente hay hechos y actividades y programas concretos, sino que hay propuestas que
están pendientes de aprobación legislativa planteadas por el gobierno”, remarcó.