Edgar Fonseca, editor/Foto Seguridad Pública

En momentos en que Seguridad mantiene uno de los mayores operativos de contención de migrantes ilegales, particularmente en la frontera con Nicaragua, se anunció oficialmente ayer que entrarán en operaciones tres drones de tecnología de punta, con visión térmica y nocturna para apoyar las acciones policiales.

Según el anuncio oficial, el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) adquirió tres drones de alta tecnología con visión térmica y nocturna que fueron entregados esta semana al Ministerio de Seguridad Pública, con el objetivo de apoyar a los cuerpos policiales con el patrullaje de las zonas fronterizas. 

Seguridad despliega el mayor operativo de los últimos 41 años, desde la caída de la dictadura de Somoza, en especial en la frontera con Nicaragua, para evitar el ingreso de migrantes contagiados de coronavirus.

Hasta hace un semana las autoridades habían rechazado al menos 15 mil personas.

Drones refuerzan

Seguridad informó que los drones o cuadricópteros, cuya inversión supera los ₡31 millones, reforzarán la labor desde el aire a los oficiales de la Policía de Fronteras y de la Fuerza Pública en sus funciones de resguardo y control fronterizo, efectuando patrullajes más exhaustivos en sitios de difícil acceso. 

El director de la Policía de Fronteras, comisionado Allan Obando, destacó que con estos equipos los oficiales fronterizos podrán desempeñar mejorar sus tareas y ampliar sus operaciones. 

“Gracias a esta alianza entre el ICD y el Ministerio de Seguridad Pública, seguimos reforzando las acciones policiales en el combate al fenómeno criminal en el país” enfatizó Obando.

Sergio Rodríguez, director del ICD, resaltó el papel que desempeña su institución en la colaboración con las demás entidades que combaten y previenen los delitos relacionados con las drogas ilícitas.

“Esta moderna tecnología será una herramienta vital en la lucha contra el narcotráfico y otros delitos como el tráfico de personas y el contrabando de todo tipo de mercancías”, ratificó.