Edgar Fonseca, editor

El régimen de Daniel Ortega redujo este martes el número de muertes y contagios semanales atribuidos a la covid-19 y anunció que en la última semana solo hubo cuatro nuevas fallecimientos, destaca el sitio Confidencial de Managua.

Fuentes independientes sostienen que las víctimas mortales en Nicaragua son al menos 2.652.

Además –según dicho sitio– la ministra de Salud, Martha Reyes, calló sobre las filtraciones del grupo “Anonymous”, que revelaron que el régimen orteguista ocultó deliberadamente unos 6.245 casos positivos del nuevo coronavirus.

Esta fue la primera vez que Reyes habló ante los medios oficialistas, luego de las revelaciones de “Anonymous”.

No mencionó ninguna frase sobre las filtraciones de los resultados de unas pruebas realizadas en el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR), entre el 18 de marzo y el 24 de julio, según las bases de datos reveladas por el grupo de hackers.

La ministra se limitó a indicar que en la semana del 18 al 25 de agosto solo registraron cuatro fallecimientos por coronavirus, sumando así un total de 137 decesos.

Mientras, el número de contagio se contrajo a 183 casos semanales, lo cual suma un total de 4.494 contagios por coronavirus. 

Los datos oficiales son desmentidos también por un registro independiente realizado por el Observatorio Ciudadano COVID-19, el cual reporta que hasta el 19 de agosto se llegó a un acumulado de 9.822 casos de coronavirus y 2.652 muertes ocasionadas por dicha enfermedad, según Confidencial.

Insisten en reportar “otros fallecimientos”

La representante del Minsa insistió, como lo hace desde hace más de cinco meses de pandemia, en señalar que hubo “otros fallecimientos” de personas que estaban en “seguimiento”, pero que tenían otras comorbilidades. Reyes, como de costumbre, no precisó cuántos de ese tipo de decesos acumulan hasta la fecha, añade el sitio.

Reyes asegura que, entre el 18 y 25 de agosto, esos “otros fallecimientos” se dieron a causa de otras complicaciones como tromboembolismo pulmonar, diabetes, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas.

Sin embargo, estos “otros fallecimientos” que el Minsa atribuye a comorbilidades, en los últimos cinco meses de pandemia, han sido ampliamente desmentidos por expertos en epidemiología.

Reportes que han sido publicados por Confidencial revelan que el Minsa utiliza la comorbilidad para ocultar las cifras reales sobre la covid-19. 

De igual forma, la  Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoció en una entrevista con Confidencial que esta sobremortalidad “tiene relación directa e indirecta con la pandemia”, agrega el sitio nicaragüense que dirige Carlos Fernando Chamorro.

Ver: Confidencial, Managua