Edgar Fonseca, editor/Google images

Oficiales venezolanos denuncian a las personas que pueden haber estado en contacto con el coronavirus como “bioterroristas” e instan a sus vecinos a denunciarlos. El gobierno detiene e intimida a médicos y expertos que cuestionan las políticas del presidente sobre el virus, reveló este miércoles el diario The New York Times.

Según dicho medio, el régimen está acorralando a miles de venezolanos que regresan a casa después de perder trabajos en el extranjero, manteniéndolos en centros de contención improvisados ​​por temor a que puedan estar infectados.

El presidente Nicolás Maduro ha abordado el coronavirus tanto como tiene cualquier amenaza interna para su gobierno: desplegando su aparato de seguridad represivo contra él, cita el reporte.

En hoteles incautados, escuelas en desuso y estaciones de autobuses acordonadas, los venezolanos que regresan a casa desde otros países de América Latina se ven obligados a vivir en habitaciones abarrotadas con comida, agua o máscaras limitadas. Y están retenidos bajo vigilancia militar durante semanas o meses para pruebas de coronavirus o tratamiento con medicamentos no probados, según entrevistas con los detenidos, videos que han tomado en sus teléfonos celulares y documentos gubernamentales, añade el Times.

Ver: The New York Times