Edgar Fonseca, editor

Seis meses de prisión preventiva le impuso el Juzgado Penal de Cartago a un individuo de apellido Sánchez quien fue capturado como sospechoso en el caso de la desaparición y asesinato de la joven Allison Pamela Bonilla Vásquez, de 18 años, ocurrido el pasado 4 de marzo en Ujarrás de Paraíso, Cartago.

La medida cautelar la gestionó la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos en contra de dicho individuo, quien figura como sospechoso de un delito de homicidio calificado, en perjuicio de la joven Bonilla Vásquez.

La medida fue acogida por el Juzgado Penal de Cartago, esta tarde, se informó oficialmente.


El imputado fue detenido el miércoles anterior por agentes del Organismo de Investigación Judicial y luego quedó a las órdenes del Ministerio Público, donde se le tomó la declaración indagatoria, agregó Sharon Hernández, portavoz oficial.

Desapareció cuando iba hacia su casa


De acuerdo con la investigación, en marzo anterior, la joven se dirigía a su casa, en urbanización Florencio del Castillo, en dicho sector, sin embargo, hasta el momento, se desconoce su paradero.

Desapareció tras haber bajado de un bus cuando regresaban a su casa.

Por celular alertó a su novio de apellido Segura que la seguían unos “pinticas”.

Luego no se supo más de ella.

El sospechoso fue capturado tras hallar las autoridades indicios de sangre la víctima en un vehículo de su propiedad.

Entre miércoles y jueves, autoridades han rastreado una zona aledaña a la casa del sospechoso donde presumen podrían estar restos de la joven desaparecida.

No han logrado verificar nada al respecto.

Aunque no se cuenta con el cuerpo de la víctima, esta Fiscalía obtuvo indicios que permiten establecer, en grado de probabilidad, que a ella se le dio muerte, ratificó la fuente judicial.


El caso se encuentra en investigación bajo el expediente 20-000825-058-PE, se informó.