Edgar Fonseca, editor

Pese a casos que han estremecido al país como el asesinato de la anestesióloga Ana Luisa Cedeño en el hotel La Mansion Inn en Manuel Antonio, Quepos, o la confirmación de la desaparición y muerte de la joven Allison Pamela Bonilla Vásquez en Ujarras de Paraíso, Cartago, el ministro de Seguridad Michael Soto, confirmó este domingo a este editor que gracias a esfuerzos policiales interinstitucionales lograron revertir en el último mes la tendencia al alza en homicidios que se registraba hasta julio.

Las cifras que maneja Soto a este domingo 6 de setiembre son un total de 364 homicidios en lo que va del 2020 versus los 380 casos que se registraban a la misma fecha en el 2019, para un descenso de 4,2%.

En lo que va del mes, hay 13 casos menos. Al 6 de setiembre de 2019 se registraban 19 homicidios mientras que a este domingo consignaban 6 casos.

A la 1:10 p.m., en que el ministro dio sus declaraciones, estaban por confirmar un caso de muerte por homicidio de una persona de apellido Díaz de 32 años en Carrillo, Filadelfia, Guanacaste.

El hecho ocurrió ayer frente a una licorera. La víctima sufrió disparos de bala en al cabeza y la espalda.

Fue atendido inicialmente en la clínica local y trasladado luego al hospital Enrique Baltodano de Liberia donde fue declarado fallecido.

Golpes “dirigidos”

El ministro Soto afirmó que en el último mes lograron revertir la tendencia de alza en crímenes gracias a operaciones “muy puntuales”, “muy dirigidas” en sectores donde se estaba dando la mayor incidencia de tales hechos.

Ejecutaron golpes a grupos en pugna, destacó Soto.

El jerarca insistió en que se trata de operativos “muy puntuales, muy coordinados”, tras saltar la preocupación en círculos oficiales por el incremento de los casos registrado hasta el 31 de julio.

Soto también resaltó que la baja del 32%, según sus datos, en los delitos contra la propiedad de enero a julio se dio no solo por los efectos de las medidas de restricción pública ante la pandemia, sino por operativos de seguridad que mantuvieron en zonas regionales.

La menor moviluzación de gentes en las calles ha contribuido a que baje la incidencia de tales delitos.

“Esperábamos una disminución pero no tan significativa”, destacó.

Venían al alza hasta julio

La ocurrencia de homicidios venía al alza hasta el 31 de julio anterior, con 316 casos, 14 más que el año anterior, según informe del OIJ ante

gestión informativa de PuroPeriodismo.com.

Hasta esa fecha –según el estudio del Organismo de Invesigación Judicial– los homicidios durante el 2020, para sus primeros siete meses, se

daba un acumulado 316 casos.

Mayo fue el mes que más casos registró y abril el de menor incidencia.

Los casos se concentraron en la provincia de San José, seguida de Limón

Por cantones la incidencia de este tipo de hechos para este

período, se concentró en el cantón central de San José, seguido por el cantón central de Limón y el cantón central de Puntarenas.

Un año antes

Según el informe del OIJ, los homicidios durante el 2019, para sus primeros siete meses, registraron un acumulado

de 302 casos, con marzo con la mayor cantidad de eventos y junio el de menor incidencia.

La concentración de casos se dio en la provincia de San José, seguida de Limón.

Por cantones, el año anterior la concentración de estos sucesos para este período, se dio en el cantón central de San José, seguido por

Limón, centro, y Alajuela, centro.

Casi parecido a cinco años atrás

En el 2015, para sus primeros siete meses –según el análisis del OIJ– se dio un acumulado de 313 casos.

Los meses de enero, marzo y junio registraron mayor cantidad de eventos; febrero y julio fueron los de menor incidencia.

La concentración de casos se dio en la provincia de San José, seguida de Limón.

Para este período, la mayor incidencia de casos se registró en el cantón central de San José, seguido por Limón, centro, y Desamparados, San

José.

Al hacer la comparación interanual de dicho periodo entre los años 2015, 2019 y 2020, el informe del OIJ no advirtió diferencias notorias.

Registraron índices muy similares en los periodos comparados de los tres años.

El 2019 con 302 casos, apareció como el de menor incidencia mientras que 2020, con 316 casos, presentaba la mayor ocurrencia, ratificó el estudio.

A la luz de estas cifras fue que –según el ministro Soto–se reaccionó con una operación de seguridad interinstituciinal para tratar de revertir

la tendencia al alza, lo cual creen haber logrado al menos por ahora.