Edgar Fonseca, editor/Foto Confidencial, Managua

La Fiscala General de Nicaragua, Ana Julia Guido, fue sancionada por EE.UU. este viernes por falsificar cargos contra prisioneros políticos tras la revuelta ciudadana de 2108 que dejó al menos 300 muertos, centenares de detenidos y 100 mil exiliados, confirmó PuroPeriodismo.com.

Según la resolución de Departamento del Tesoro, dicha funcionaria conformó una unidad de fiscales dedicada a crear falsos cargos contra detenidos por la rebelión ciudadana que puso contra las cuerdas al régimen de Daniel Ortega.

La fiscala Guido, según las autoridades estadounidenses, formó un grupo de fiscales que trabajaron con la Policía Nacional designada para fabricar casos contra presos políticos y sus familias. Según estos informes, la unidad ha pasado los últimos dos años presentando cargos contra los presos detenidos por protestar pacíficamente, incluidos los jóvenes “aguadores” que fueron detenidos por entregar agua a madres de víctimas del régimen en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua en 2019, añade la denuncia del Tesoro, según comprobó este editor.

También fueron sancionados, el ministro-secretario privado para Políticas Nacionales, Paul Oquist Kelley y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional RL (Caruna) fueron sancionados por este viernes nueve de octubre a la lista de funcionarios orteguistas sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, destacó el sitio Confidencial de Managua.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, comentó que “la designación de Guido y Oquist promueve la rendición de cuentas del régimen de Ortega y de aquellos que intentan impulsar sus atroces actividades” y que “la designación de la cooperativa Caruna cierra otra herramienta del régimen”, dice dicho sitio.

PuroPeriodismo/Especial: Sanciones del Departamento del Tesoro, EE.UU.

Las sanciones fueron confirmadas a través de la Oficina de Control de Activos Extranjero (OFAC), de acuerdo con la Orden Ejecutiva (EO) 13851 o “Bloqueo de la propiedad de ciertas personas que contribuyen a la situación en Nicaragua”, describiendo las sanciones como “un esfuerzo por apuntar a operaciones financieras clave y funcionarios gubernamentales que continúan socavando la democracia de Nicaragua”.

“El régimen de Ortega continúa abusando de los recursos del Gobierno para beneficio personal de sus miembros e ignora los llamados de reforma del pueblo nicaragüense”, dijo el secretario Steven T. Mnuchin en un segundo comunicado, en el que agregó que el Gobierno de Estados Unidos sigue comprometido para actuar en la búsqueda y exposición de quienes facilitan la “flagrante corrupción” orteguista, menciona Confidencial.

24 piezas de Ortega sancionadas

Desde que el 21 de diciembre de 2017, Estados Unidos sancionó a Roberto Rivas, por corrupción, más de 20 funcionarios orteguistas han sido sancionados por Estados Unidos, entre ellos la vicepresidenta Murillo, y tres de sus hijos: Laureano, Rafael y Juan Carlos Ortega Murillo, detalla el sitio.

El pasado 17 de julio, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Juan Carlos Ortega Murillo, y al conocido testaferro de la familia presidencial, José Mojica Mejía. Además, incluyó en la lista las empresas Difuso Comunicaciones, administrada por los hijos de Ortega y Murillo, y Mundo Digital. Ambas compañías son señaladas de “distribuir propaganda del régimen y lavar dinero”.

Con la inclusión de Guido y Oquist ya son 24 los funcionarios y operadores del régimen alcanzados por las sanciones de Estados Unidos, junto con ahora un total de ocho empresas, agrega dicho medio.