Edgar Fonseca, editor

La Comisión Política del gobiernista PAC denunció este viernes que la dirigencia de UCCAEP le abrió las puertas a un “movimiento sedicioso” tras firmar la noche del jueves un acuerdo con líderes del Movimiento Rescate Nacional vinculado a violentas protestas públicas en las últimas dos semanas en contra del FMI y nuevos impuestos.

La máxima dirigencia del PAC exige a UCCAEP rectificar de inmediato ” y demostrar responsabilidad ante el llamado que país nos hace para preservar la estabilidad institucional, la democracia y la paz social”.

El pronunciamiento lo hizo público el PAC esta tarde tras revelarse el pacto firmado por el nuevo presidente de UCCAEP, José Alvaro Jenkins, y el tesorero, Oscar Echeverría, con el exdiputado Célimo Guido, líder del movimiento de protestas quien amenazó con “levantar” al país el miércoles si el gobierno accede a sus demandas.

Jenkins suscribió el acuerdo a las 9 p.m. del jueves, horas después que la Fiscalía citó a indagatoria judicial a Guido y a otros 8 dirigentes del movimiento por supuestos delitos contra el orden público en razón de las protestas.

El gobierno también denunció penalmente a los líderes del grupo de protesta por presuntos delitos como motín, incendio, explosión, asociación ilícita.

El acuerdo desató fuerte censura pública.

La Cámara Costarricense de la Construcción lo rechazó y denunció que no fue enterada por los dirigentes de UCCAEP.

Este editor ha tratado de contactar a Jenkins desde la mañana pero no ha tenido respuesta.

Dirigencia de UCCAEP debe rectificar de inmediato, advierte PAC

Dos decisiones anunciadas ayer jueves 15 de octubre por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), deben ser motivo de atención de todos los sectores de la sociedad costarricense, añade el comunicado del partido oficialista.

El rechazo a participar en el diálogo oficial multisectorial convocado por los presidentes de los poderes Legislativo y Ejecutivo, sumado al encuentro y posterior declaratoria firmada en conjunto con el denominado Movimiento Rescate Nacional, colocan a la UCCAEP en una senda irresponsable y peligrosa, advierten.

Su rechazo –agregan– ante el llamado oficial al diálogo ofrecido por las autoridades democráticamente electas, con la facilitación del Programa Estado de la Nación, no solo aplazó el inicio de este proceso, sino que lesionó las esperanzas que el país ha puesto en la búsqueda concertada de una salida a la crisis.

Motivos inadmisibles

Según el PAC, los motivos expresados por la UCCAEP para este rechazo resultan inadmisibles, revelan un preocupante desprecio por la institucionalidad democrática y una falta de compromiso con el bien común.

Abren puertas a movimiento sedicioso

Para confirmarlo, horas después la dirigencia de UCCAEP abrió las puertas a los auto-denominados representantes del movimiento sedicioso que provocó caos y violencia en todo el país, atentó contra la vida de funcionarios de la Fuerza Pública y afectó la producción nacional a lo largo de casi dos semanas, destaca el pronunciamiento.

Este grave desacierto –aseveran– lejos de legitimar al movimiento Rescate Nacional, desautoriza a la dirigencia de UCCAEP y pone en entredicho su estatura para servir como uno de los voceros del sector empresarial.

La violencia no es una opción frente a los mecanismos democráticos con que cuenta el país, enfatizan.

El diálogo debe continuar de la mano de los sectores dispuestos a este ejercicio, muchos de los cuales atendieron positivamente el llamado oficial, agregan.

En ese diálogo –ratifican– están puestas las esperanzas de las familias, personas trabajadoras y empresas que hoy luchan por superar las dificultades económicas, en medio de los retos que impone la emergencia sanitaria.

“La dirigencia de UCCAEP debe rectificar de inmediato y demostrar responsabilidad ante el llamado que país nos hace para preservar la estabilidad institucional, la democracia y la paz social”, remata el comunicado del PAC.