Edgar Fonseca, editor/Foto Casa Presidencial

El presidente Carlos Alvarado censuró hoy el acuerdo suscrito la noche del jueves por dirigentes de la UCCAEP con representantes del denominado Movimiento Rescate Nacional vinculados a una violenta ola de protestas en las últimas dos semanas en contra de un posible acuerdo con el FMI y nuevos impuestos.

El acuerdo lo suscribieron José Álvaro Jenkins, nuevo presidente de UCCAEP, el mayor conglomerado empresarial del país, el tesorero Oscar Echeverría, y los dirigentes del movimiento de protesta, el exdiputado Célimo Guido y Xinia López.  

Alvarado calificó de “firma espuria” dicho acuerdo y denunció que los dirigentes empresariales le dieron la “espalda a la democracia”

Guido, López y otros 8 dirigentes fueron requeridos horas antes de dicho acuerdo por la Fiscalía para que rindan declaración de supuestos delitos contra el orden público por los cuales se les investiga.

Jenkins firmó cpon los dirigentes tras rechazar ir a una mesa multisectorial de diálogo que impulsa el gobierno.

El arreglo desató fuerte repudio público este viernes.

La máxima autoridad política del PAC lo denunció, aseguró que la cúpula empresarial le abrió las puertas a un movimiento sedicioso y le exigió rectificar.

Guido amenazó el jueves con “levantar” al país el miércoles próximo si el gobierno no accede a sus demandas, informó hoy La Nación.

Le dieron la espalda a la democracia

El presidente Alvarado denunció que con el acuerdo la organización empresarial le dio la espalda a la democracia.

“Hay voces muy minoritarias, pero peligrosas que están llamando a generar inestabilidad. Jamás en Costa Rica prevalecerán”, destacó Alvarado. 

“Lo grave hoy es que una organización empresarial legitimó a ese actor. Al hacer eso le dio la espalda a la democracia”, enfatizó en su mensaje que denominó: “La institucionalidad y la democracia son el camino. La solidez de la democracia de Costa Rica no se debe poner en riesgo”.

“Las soluciones para Costa Rica –ratificó Alvarado— deben ser las institucionales, las de la democracia, por ello los presidentes de la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo, hemos llamado a un diálogo nacional para resolver los inminentes problemas fiscales y económicos. Para ello es el diálogo y las acciones dentro del marco de la democracia.

Una firma espuria

“Es un irrespeto a la Fuerza Pública, y a los más de 120 policías heridos, y a la democracia misma decir que fue una firma espuria la que levantó los bloqueos, cuando la realidad es que fue una acción hecha por nuestras autoridades, mediante el diálogo en algunos casos y en otros por la acción policial. Y hay vasta evidencia pública de eso”, exaltó.

Una mancha a la democracia

“Lo que ha ocurrido –sostuvo el mandatario— es una mancha a la democracia de Costa Rica. Y que debemos subsanar, en medio de una crisis sanitaria y ahora económica”.

“Hago un llamado a todos los ciudadanos, a los presidentes de los Poderes de la República, a los Expresidentes de la República, a los partidos políticos demócratas, a los actores democráticos, a los sectores sindicales, cooperativos, a las iglesias, a los solidaristas, las mujeres, la juventud, los agricultores, los empresarios que respaldan a la democracia, a que cierren filas con el sistema democrático, con la institucionalidad y con Costa Rica”, insisitió.

“Los diálogos regionales –confirmó el gobernante– seguirán como lo comprometimos y la convocatoria de los presidentes del Legislativo y del Ejecutivo sigue en pie. Adaptaremos la conformación con los sectores. Dialogaremos con todos los actores legítimos y que respalden la vía democrática”.

“Lo haremos multisectorialmente, escuchando también iniciativas como las de la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular y las iniciativas territoriales en marchapor parte del Gobierno y que empiezan mañana”, añadió.

“Así –dijo– alejaremos al país del abismo económico al que nos acercó el covid-19”.

“Pero he sido claro: a corto plazo deberemos tener una propuesta en materia de finanzas públicas para evitar una grave crisis económica y social”, insistió.

“Saldremos adelante, pero distingamos quienes defienden la paz y la democracia, y quienes no. Gracias de nuevo por las oraciones por nosotros, pero principalmente por Costa Rica”, concluyó.