Edgar Fonseca, editor/Foto La Prensa, Managua

El canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano Quirós, y su homólogo de Nicaragua, Denis Moncada, firmaron un acuerdo en Peñas Blancas, zona fronteriza, que autoriza el ingreso al país de más de 20 mil trabajadores “temporales” en las próximas semanas. Si dichos trabajadores pretenden retornar a Nicaragua, deberán presentar una prueba covid-19 negativa con 72 horas de anticipación, de lo contrario los rechazarán y deberán ser atendidos por instituciones en suelo tico, tal demandó el régimen de Managua.

Las contrataciones –según el acuerdo– se darán “bajo los controles, a manera de “burbujas” ordenadas y bajo condiciones óptimas y estrictos protocolos ante el manejo que impone la pandemia”, confirmó Relaciones Exteriores en San José.

El convenio lo suscribieron los cancilleres Solano y Moncada, en un encuentro celebrado en el sector fronterizo de Peñas Blancas, municipio de Cárdenas, departamento de Rivas.

El sitio oficial del gobierno de Nicaragua ratificó la demanda de la prueba covid-19 negativa a quienes deseen retornar.

Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, confirmó que serán más de 20 mil trabajadores los que llegarán a suelo tico.

“Estamos hablando de más de 20 mil trabajadores que protegidos por las leyes y protegidos también en su salud estarán saliendo a ese hermano país a trabajar y luego ingresarán de regreso a su patria con todas las medidas de protección”, aseguró Murillo.

El convenio que se suscribió esta mañana está dirigido a fortalecer los vínculos de trabajo, a fortalecer los vínculos de hermandad, precisamente abordando el tema laboral cumpliendo con toda la legislación laboral de Nicaragua y de Costa Rica, para que hermanos nicaragüenses puedan trasladarse a Costa Rica, cumpliendo como decíamos ambos países con toda la legislación y los derechos de los trabajadores, trasladarse a Costa Rica a cortar café, añadió Murillo, según el sitio oficialista.

“El Gobierno de Costa Rica garantizará el pago de los aranceles migratorios de ingreso y salida, traslado y gastos relacionados con las medidas sanitarias establecidas por los Ministerios de salud de ambos países para el ingreso y retorno ordenado, controlado y seguro de los nicaragüenses una vez concluido el periodo para lo cual fueron contratados”, cita dicho sitio.

Todos los gastos serán asumidos por los sectores contratantes de Costa Rica, añade el sitio oficial nicaraguense El 19 Digital.

COSTA RICA

Prueba covid de 72 horas antes

Para el retorno seguro el Gobierno de Costa Rica remitirá a la oficina sanitaria internacional del Ministerio de Salud de Nicaragua en Peñas Blancas con 24 horas Antes de su ingreso para su verificación el resultado negativo de la prueba de covid-19 en tiempo real, de un periodo no mayor de 72 horas, amplió dicho sitio.

Los trabajadores que den positivo a la prueba deberán ser atendidos por el Gobierno de Costa Rica garantizando les atención sanitaria y condiciones necesarias hasta lograr su retorno seguro a Nicaragua, ratifica el medio oficial del régimen de Daniel Ortega.

El diario nicaragüense La Prensa reveló que dicho acuerdo permitirá el ingreso a territorio tico a más de 20 mil trabajadores de dicho país, como mano de obra requerida para una próxima temporada agrícola.

El comunicado de Relaciones Exteriores no menciona cifras esperadas de trabajadores.

Tampoco alude a las condiciones exigidas por Nicaragua para el retorno de dichos trabajadores.

Contratación temporal

La Cancillería tica justificó el acuerdo dada la necesidad de “la contratación temporal de trabajadores nicaragüenses, debido a la escasez de mano de obra local para la recolección de cultivos como el café, melón, sandía, yuca, entre otros, lo que podría presentarse pérdidas millonarias. Sectores productivos han ilustrado que la insuficiencia de mano de obra local podría representar el riesgo de recolección de dos millones de fanegas de café”, citó un reporte oficial.

Hasta ahora la frontera terrestre costarricense ha estado cerrada al ingreso de ciudadanos de la vecina nación –desde marzo– para impedir diseminación de la pandemia del coronavirus que -según fuentes independientes en Managua– ha dejado siete mil muertes en Nicaragua, la cifra más alta en Centroamérica, aunque las datos oficiales son menores.

Relaciones Exteriores confirmó el acuerdo ante la proximidad de la temporada de productos agrícolas.

Según la Cancillería, las delegaciones analizaron acciones que permitan el ingreso temporal, regulado y seguro de trabajadores nicaragüenses a territorio costarricense para participar en actividades agrícolas cuya temporada de recolección se aproxima.

Justificaron el encuentro ya que buscaba responder a las necesidades expresadas por sectores agrícolas de Costa Rica en relación con la recolección de cosechas de varios cultivos, y garantizar una migración regular, ordenada y segura de mano de obra nicaragüense, que sería contratada temporalmente en Costa Rica.

Firman convenio

Como parte del encuentro –consignún un informe de Relaciones Exteriores– se firmó un Convenio Binacional para regular la contratación temporal de trabajadores nicaragüenses en Costa Rica, que reconoce las consecuencias de la crisis sanitaria global y sus efectos en las economías, así como el “interés de ambos países en relanzar el sector productivo”.

Entre otros puntos el convenio plantea: las coordinaciones necesarias, así como analizar aspectos administrativos, operativos, migratorios y sanitarios que permitan la llegada de miles de trabajadres.

Según Relaciones Exteriores, tradicionalmente, la mano de obra de Nicaragua se traslada a Costa Rica para laborar en la recolección de cosechas estacionarias. Sin embargo, la pandemia por el covid-19 alteró la circulación de esos flujos, que ahora deberán realizarse bajo los controles, a manera de “burbujas” ordenadas y bajo condiciones óptimas y estrictos protocolos ante el manejo que impone la pandemia, .

En la cita bilateral, se informó, abordaron derechos laborales, de seguridad social y ocupacional de la mano de obra nicaragüense durante su permanencia en Costa Rica, de conformidad con la legislación costarricense.

Por Costa Rica, aparte del canciller Solano, participaron el viceministro para Asuntos Multilaterales, Christian Guillermet, así como las viceministras de Agricultura y Ganadería (MAG), Ana Cristina Quirós, Alejandra Acuña (Salud), y el Subdirector de Migración, Daguer Hernández.

Igualmente asistieron el Encargado de Negocios de Costa Rica en Nicaragua, Oscar Solís, y el Cónsul General, Oscar Camacho.

El acuerdo se dio en el marco de la la segunda cita bilateral que se realiza entre autoridades de San José y Managua en los últimos meses, tras la una reunión técnica realizada en marzo pasado, para el reforzamiento de las medidas de prevención y vigilancia sanitaria en los puntos fronterizos.