PuroPeriodismo/Foto Politico.com

Más de dos semanas después de las elecciones presidenciales, existen marcadas divisiones entre los votantes que apoyaron a Joe Biden y Donald Trump en casi todos los aspectos del proceso de elección y votación, incluido si sus propios votos se contaron con precisión, destaca la más reciente encuesta del centro independiente de encuestas Pew Research Center.

Los votantes expresan opiniones mucho más positivas sobre la conducta de Biden desde las elecciones que las de Trump, y el 57% dice que los desafíos legales de la campaña de Trump al proceso de votación y escrutinio deberían terminar.

La mayoría de los votantes (62%) dice que la conducta postelectoral de Biden ha sido excelente o buena, mientras que solo la mitad (31%) le dan a Trump calificaciones positivas por su conducta desde las elecciones. Aproximadamente siete de cada diez (68%) ven la conducta de Trump como regular o mala, con una mayoría del 54% calificándola como mala, consigna el estudio.

Trumpistas” muy escépticos

Los votantes de Trump, que ya eran escépticos sobre el proceso electoral y las perspectivas de un recuento de votos preciso antes de las elecciones de octubre, se han vuelto mucho más escépticos desde la victoria de Biden.

Si bien una mayoría del 59% de todos los votantes dice que las elecciones en los Estados Unidos se llevaron a cabo y se administraron bien, solo el 21% de los partidarios de Trump tiene una visión positiva de cómo se administraron las elecciones a nivel nacional.

Entre los partidarios de Biden, el 94% dice que las elecciones se llevaron a cabo y se administraron bien, cita Pew Research.

Los desacuerdos entre los partidarios de los candidatos ganadores y perdedores sobre la precisión de los recuentos de votos presidenciales no son inusuales, pero la magnitud de las diferencias entre los votantes de Trump y Biden es sorprendente.

Si bien el 82% de los partidarios de Biden están muy seguros de que su propio voto se contó con precisión, solo el 35% de los partidarios de Trump dicen lo mismo, añade el estudio.

Las semanas transcurridas desde la victoria de Biden han estado marcadas por los intentos frenéticos y hasta ahora infructuosos de la campaña de Trump de desafiar los resultados de las elecciones en varios estados.

Los votantes expresan opiniones mucho más positivas sobre la conducta de Biden desde las elecciones que las de Trump, y el 57% dice que los desafíos legales de la campaña de Trump al proceso de votación y escrutinio deberían terminar.

Ver: Pew Research Center