Edgar Fonseca, editor/Imagen BCCR

Nuevos billetes de ₡20.000, ₡5.000 y ₡2.000, impresos en sustrato de polímero, más seguros, y con una banda de transparencia mayor a la actual, circularán a partir del 26 de noviembre y en los primeros días de diciembre con la salida del aguinaldo a las calles, anunció hoy el Banco Central.

El ente emisor confirmó que para facilitar la atención del pago de los aguinaldos, el primero que saldrá a la economía será el de ₡20.000. A principios de diciembre circularán los nuevos de ₡5.000 y ₡2.000.

Ventana de mayor transparencia

Los nuevos billetes presentan algunos cambios en el diseño y en la estructura de seguridades, tal lo informó desde el 23 de julio el BCCR.

Con esto –dijeron– se pretende facilitar la comprobación de la autenticidad del billete y combatir la falsificación.

Las cinco denominaciones incorporan una ventana transparente como la que tiene el billete de ₡1.000 pero más amplia y visible. Además, se mantienen los mismos personajes, motivos, tonalidades y tamaño respecto a los que circulan actualmente, agregó el informe oficial.

Marvin Alvarado, director del Departamento de Emisión y Valores del BCCR, agregó que en el aspecto de seguridad, se actualizaron las características de los billetes contra la falsificación.

“La incorporación de la ventana transparente es un elemento muy importante, ya que desde el año 2011 en que el billete de ₡1.000 se imprime en polímero, el Banco Central no ha recibido un solo ejemplar falsificado”, afirmó.

Durabilidad

El BCCR destacó que al ser impresos en sustrato de polímero los nuevos billetes logran una durabilidad de al menos cuatro veces más que los billetes de papel algodón.

Una vez retirados de la economía por deterioro, su material de desecho es 100 % reciclaje, convirtiéndose en otros productos como bancas, barandas para parques nacionales, basureros, playgrounds, añadió el reporte.

Las denominaciones de ₡10.000 y ₡20.000, por su alto valor presentan una banda holográfica sobre la ventana trasparente en la cual se observan efectos como cambios de color, sensación de relieve y cambios de textos al girar el billete, se informó. Lo anterior, además de las seguridades que tienen las otras denominaciones.

Según el Banco, tras ser puestos en circulación, los nuevos billetes convivirán con los actuales hasta la fecha que el Banco Central establezca y que informará oportunamente. Eso significa que los billetes que hoy día son utilizados por la población mantendrán su valor como medio de pago en la economía nacional.

Los nuevos billetes de ₡1.000 y ₡10.000 circularían a partir del próximo año, siempre y cuando la demanda de fin de año pueda ser atendida con los actuales, aclaró el BCCR.

Pablo Villalobos, gerente interino del BCCR, explicó que en el año 2017 el Banco Central realizó un proceso de revisión de la familia de billetes cuyo objetivo fundamental era ofrecerle a la sociedad billetes más eficientes y seguros. “Esa revisión comprendió aspectos como durabilidad, costo y cuido del medio ambiente”, enfatizó.