Edgar Fonseca, editor/Foto Casa Presidencial

En un intento por frenar una mayor propagación de la covid-19 en fin de año, el jueves 31 de diciembre no podrán circular vehículos después de las 7:00 p.m., anunció hoy el gobierno.

Según el plan oficial, durante el día, únicamente podrán circular las placas autorizadas (todas menos 7 y 8).

Y procederán al cierre de establecimientos con permiso sanitario de atención al público a partir de las 7:00 p.m. y hasta las 5:00 a.m. Se mantendrán la lista de excepciones (supermercados, centros médicos, servicio a domicilio, hoteles, entre otros).

Conforme el plan, el viernes 1°; sábado 2 y el domingo 3 de enero no podrán circular vehículos después de las 8:00 p.m., salvo excepciones.

Durante el día, únicamente podrán circular las placas autorizadas (todas menos 9 y 0 el día viernes). Asimismo, se procederá al cierre de establecimientos con permiso sanitario de atención al público a partir de las 8:00 p.m. y hasta las 5:00 a.m. Se mantendrán la lista de excepciones (supermercados, centros médicos, servicio a domicilio, hoteles, entre otros). Se adjunta la lista de excepciones.

Del 4 al 17 de enero menos aforo en casinos y bares

Del lunes 4 al domingo 17 de enero) se dará una reducción en el aforo de bares y casinos al 25%, los parques nacionales podrán funcionar con un aforo de 50%, y las playas se habilitan únicamente de 5:00 am a 2:30 pm.

Desde el 0 de enero y durante todo el mes, se mantiene el horario de restricción vehicular; tal y como ha estado funcionando durante el mes de diciembre: de lunes a viernes hasta las 10:00 p.m. y sábados y -domingos hasta las 9:00 p.m.

A partir del 9 de enero y durante los restantes fines de semana del mes podrán circular los sábados únicamente placas pares y domingo las placas impares.

La información fue dada a conocer en conferencia de prensa por el presidente de la República, Carlos Alvarado, junto con los ministros de Salud, Daniel Salas; Seguridad Pública, Michael Soto, y el presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Alexander Solís y el presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya. 

Las características epidemiológicas de la enfermedad requieren que el sistema de salud, la institucionalidad y toda la población tomen medidas radicales para prevenir la rápida transmisión de casos y evitar la sobrecarga de los servicios de salud en las próximas semanas y que esto incida en un aumento en la mortalidad de la enfermedad en Costa Rica, enfatizó el anuncio oficial.