PuroPeriodismo/Miami/Foto El Nuevo Herald

Cientos de residentes necesitados de la ciudad de Miami hicieron largas filas ayer martes para recibir una tarjeta de regalo de al menos $100. Algunos hasta trataron de comenzar la fila a las 6 p.m. del lunes, pero según lideres de la Ciudad, les avisaron que no podían quedarse por el toque de queda actual, que comienza a medianoche, informa el sitio El Nuevo Herald de Miami.

Una tristeza

“Lo que vemos es una tristeza”, dijo el alcalde Francis Suárez durante una rueda de prensa al comienzo del evento en José Martí Park donde estuvo acompañado por Joe Carrollo, el comisionado del distrito 3. 

Este es el penúltimo evento de distribución de tarjetas de regalo de la ciudad, ya que el dinero de la ley CARES se tiene que gastar antes del fin del año. El último evento será el 29 de diciembre en West End Park, 6030 SW 2 St., informa dicho sitio.

El golpe de la pandemia

Muchas personas han sido impactadas económicamente por el virus, por lo cual se han visto largas filas en eventos de distribución de tarjetas de regalo y cajas de comida. Uno de cada cinco residentes del sur de la florida no sabe de donde vendrá su próxima comida, según informó la organización Feeding South Florida, agrega el Herald.

Feeding America, la red de distribución de alimentos más grande del país, informa un aumento del 60 por ciento en la demanda con respecto al año pasado.

“Es una parte alegría y en otra parte tristeza”, dijo Suaréz. “Hay mucha gente que no vive en la ciudad y han venido, hay mucha gente que no tiene los documentos necesarios para recibir la ayuda, hay mucha gente que van a quedarse en la linea desde las cuatro de la mañana y si no hay suficiente ayuda, van a tener que irse”, añade el medio miamense

Para recibir la tarjeta de regalo, los residentes de Miami deben llenar una planilla donde indican su necesidad. 

Ambos políticos dijeron que la ciudad no recibió la cantidad “adecuada” de dinero CARES del condado. Por ser la ciudad más poblada del Condado, Suaréz argumentó desde que el entonces alcalde Carlos Giménez recibió el dinero federal que Miami ha debido recibir más dinero para ayudar a sus residentes.