PuroPeriodismo/Nicaragua

Edgar Fonseca, editor

Daniel Ortega amenazó el viernes con ilegalizar a los opositores con miras a las elecciones de noviembre 2021.

El dictador Daniel Ortega advirtió que «quien no defienda a Nicaragua y pida sanciones para el país» pierde sus derechos políticos, dejando establecido que se les prohibirá a los principales opositores políticos participar como candidatos en las próximas elecciones presidenciales de noviembre de 2021, destaca el diario La Prensa de Managua.

«El que no defienda a Nicaragua, el que pide sanciones en contra de Nicaragua, ese no merece llamarse nicaragüense. No podemos expulsarle porque nació aquí, pero automáticamente, de acuerdo con lo que manda la Constitución y las leyes, está perdiendo sus derechos, ya perdió esos derechos de optar a cargos públicos cuando vienen elecciones en este país. Así es que ni que sigan peleando por buscar candidatos a la Presidencia, porque las leyes no lo permiten», dijo Ortega en un evento de la Policía Orteguista, según dicho diario.

Representantes de la oposición política calificaron la ley como “totalitaria”, “represiva” e “ilegal”, pues aseguran que su fin es “darle el poder al Frente Sandinista para decidir quién participa o no” en las elecciones generales programadas para 2021, cita el sitio opositor Confidencial.

Totalitario, represivo

Representantes de la oposición política calificaron la ley como “totalitaria”, “represiva” e “ilegal”, pues aseguran que su fin es “darle el poder al Frente Sandinista para decidir quién participa o no” en las elecciones generales programadas para 2021, enfatiza dicho sitio.

La iniciativa, que podría ser aprobada este lunes por la mayoría de diputados que tiene el Frente Sandinista en la Asamblea Nacional, solo tiene dos artículos; el segundo donde indica su publicación y vigencia y el primero en el que establece que “los nicaragüenses que encabecen o financien un golpe de estado, que altere el orden constitucional, que fomente o insten a actos terroristas… no podrán optar a cargos públicos”.

Tampoco quienes “inciten a la injerencia extranjera”, “pidan intervenciones militares”, “organicen con financiamientos de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización que propongan y gestionen bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país”.

Tamara Dávila, integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), afirmó que la nueva propuesta de Ley es una clara intención del régimen de Ortega de “inhibir por la vía de facto la intención de cualquier ciudadano que decida competir en unos comicios”, cita Confidencial

Cocina fraude

El exdiputado José Pallais, miembro de la Coalición Nacional considera que la iniciativa de Ortega es parte del “fraude sistémico de condiciones para prohibir que los opositores participen libremente” en la contienda electoral de 2021.

Sostiene que de ser aprobada esta Ley el Frente Sandinista se estaría otorgando el poder de “decidir quién puede correr y quién no”.

En consonancia, Félix Maradiaga, también de la Coalición Nacional,  valora que el actuar de Ortega es de alguien “desesperado”, pues busca “cualquier artimaña para detener su inminente derrota en un escenario electoral”.

“Es una patraña que llevaría a inhibir a millones de personas en Nicaragua que, al unísono, hemos pedido y seguiremos pidiendo, sanciones focalizadas para quienes han cometido crímenes de lesa humanidad”, sentenció Maradiaga, también integrante del Consejo Político de la UNAB, añade el sitio opositor.