PuroPeriodismo/Los Angeles, California/Foto CBS News, Los Angeles

A los paramédicos del sur de California se les pidió que conserven oxígeno y que no lleven al hospital a pacientes que tengan pocas posibilidades de sobrevivir mientras el condado de Los Ángeles se enfrenta a una nueva ola de pacientes con covid-19 que se espera que empeore en los próximos días, informa el sitio NPR News.

La Agencia de Servicios Médicos de Emergencia del Condado de Los Ángeles emitió una orden el lunes que los equipos de ambulancia deben administrar oxígeno suplementario solo a los pacientes cuyos niveles de saturación de oxígeno caen por debajo del 90%, agrega el sitio.

Para reducir la demanda en los hospitales, la agencia emitió memorandos que ordenan al personal de las ambulancias que no trasladaran a los hospitales a la mayoría de los pacientes que prácticamente no tienen posibilidades de sobrevivir, destaca este martes 5 de enero el diario Los Angeles Times.

California registraba a este martes: 2.453.115 contagios confirmados y 27.016 muertes, según el Times.

Temen alza de contagios tras fin de año

En un memorando separado de la Agencia de Emergencias Médicas del condado, se les ha dicho a los equipos de paramédicos que no transfieran a los pacientes que experimentan un paro cardíaco a menos que se pueda restaurar la circulación espontánea en la escena, citó NPR.

Ambas medidas anunciadas el lunes, que fueron emitidas por la directora médica de la agencia, la Dra. Marianne Gausche-Hill, se tomaron en un intento de adelantarse a un aumento esperado que vendrá después de las vacaciones de invierno.

Muchos hospitales de la región “han llegado a un punto de crisis y tienen que tomar decisiones muy difíciles sobre el cuidado de los pacientes”, dijo la Dra. Christina Ghaly, directora de servicios de salud del condado de Los Ángeles, en una sesión informativa el lunes, según NPR.

“El volumen que se observa en nuestros hospitales todavía representa los casos que resultaron de la festividad de Acción de Gracias”, dijo. “No creemos que estemos viendo todavía los casos que se derivaron de las vacaciones de Navidad”, agregó Ghaly. “Esto, lamentablemente, y los casos de las recientes vacaciones de Año Nuevo, todavía están ante nosotros, y los hospitales de toda la región están haciendo todo lo posible para prepararse”,añadió el sitio.

En declaraciones a la filial de CBS en Los Ángeles, Gausche-Hill dijo que el personal continuará haciendo todo lo posible para salvar las vidas de los pacientes, tanto en el lugar como en el hospital. “No estamos abandonando la reanimación”, dijo. “Absolutamente estamos haciendo las mejores prácticas de reanimación y eso es hacerlo en el campo, hacerlo de inmediato”.