Edgar Fonseca, editor

El cierre de fronteras terrestres para evitar ingresos masivos de migrantes ilegales se mantiene al menos hasta el 1º febrero, anunció ayer lunes el gobierno.

La decisión la adoptaron el presidente Carlos Alvarado y los ministros de Salud, Daniel Salas, y de Seguridad, Michael Soto.

El cierre fronterizo terrestre, dispuesto en marzo del 2020 ante la emergencia sanitaria de la covid-19, tiene como punto neurálgico la frontera con Nicaragua.

En los 300 kilómetros de frontera binacional, a lo largo de los nueve meses anteriores fueron rechazados unos 20 mil migrantes ilegales en la más vasta operación de seguridad en ese sector en los últimos 41 años desde la guerra civil nicaragüense contra la dictadura de Somoza.

El presidente Alvarado, y los ministros Salas y Rojas firmaron la prórroga al decreto ejecutivo 42690-MGP-S que permite mantener el cierre de fronteras terrestres hasta el 1 de febrero, confirmó Casa Presidencial.

Los ingresos aéreos no presentan restricciones desde noviembre anterior.

Entran solo los que tengan residencia

Solo nacionales o extranjeros que cuenten con una permanencia legal autorizada bajo las categorías migratorias de residencia permanente, temporal, especiales o no residentes subcategoría estancia, pueden ingresar al país vía terrestre, según el decreto.

El gobierno también mantiene el cierre de fronteras marítimas, con la excepción de yates o veleros para que personas nacionales, con regularización migratoria y turistas que puedan ingresar al país, aclaró la versión oficial. 

Las restricciones serán revisadas y analizadas por el Poder Ejecutivo de conformidad con el comportamiento de la pandemia.

Este lunes Costa Rica registró 717 casos nuevos de covid-19 y alcanzó un total acumulado de 172.436. En cuanto a fallecidos, el país acumula 2.229, para una tasa de letalidad del 1,2 %, según los datos del Ministerio de Salud, destacó la agencia alemana de noticias DW.

Desde el pasado 24 de diciembre las autoridades costarricenses comenzaron a aplicar la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech. El primer grupo prioritario está conformado por el personal de primera respuesta y los adultos mayores.

Hasta el momento cerca de 2.500 personas han recibido la primera dosis en el país, añadió DW.

Costa Rica ha recibido hasta ahora dos lotes de vacunas y espera seguir recibiendo cada semana, hasta completar los 3 millones de dosis que adquirió a Pfizer y que cubrirán a 1,5 millones de ciudadanos, al ser necesarias dos aplicaciones por persona con 21 días de diferencia, añadió dicho medio.

El Gobierno Costa Rica adquirió 500.000 vacunas a AstraZeneca, pero las autoridades respectivas aún no han aprobado su uso.  Este país también tiene un acuerdo con el mecanismo COVAX para vacunar a un millón de personas, agregó la versión.