Edgar Fonseca, editor/Foto Seguridad Pública

Tras una intensa persecución en altamar de una lancha sospechosa de narco, la nave encalló en Punta Violines del rio Sierpe, Osa, zona sur, y seis tripulantes que escaparon fueron detenidos luego en las inmediaciones, confirmó este sábado Seguridad Pública.

 Fueron detenidos seis sospechosos de: Olave, colombiano, no registra antecedentes en el país; y cinco costarricenses: López, costarricense, 29 años, con antecedentes por portación de armas prohibidas y amenazas; Chaves, 29 años, con antecedentes por receptación y transporte de droga;  Alvarez, 27 años, no presenta antecedentes ni causas judiciales pendientes; Mora, costarricense, 23 años, con antecedentes por conducción temeraria y desobediencia y Badilla, 23 años, pasado por violencia doméstica.

La PCD confirmó que fueron decomisados  943 paquetes de aparente marihuana (943 kg de marihuana) y tres paquetes de aparente cocaína (3 kg de cocaína), cada uno con un peso aproximado a un kilogramo, a lo que se suman 20 paquetes más con aparente marihuana con un peso aproximado a los 300 gramos cada uno (6 kg de marihuana), para un total general de 949 kilos de marihuana y tres kilos de cocaína.

También requisaron 16.3 gramos de marihuana, ¢58.000 y 14.000,00 pesos colombianos en efectivo, equipo electrónico, cuatro pichingas y tres estañones para combustible, así como la embarcación sospechosa que es de color gris con azul y de dos motores de 300 hp.

Intensa persecución

El operativo se prolongó de ayer viernes a hoy sábado y participaron las autoridades policiales del Ministerio de Seguridad Pública.

Según el reporte oficial, inicialmente, el Servicio Nacional de Guardacostas detectó y dio persecución a una embarcación sospechosa de transportar droga, cuyos tripulantes al observar la presencia policial se dieron a la fuga. 

Fue así como se emprendió un intenso seguimiento en altamar por parte de los oficiales del SNG, hasta que la nave sospechosa encalló en el sector de Punta Violines de Río Sierpe, Sierpe, Osa, Puntarenas, Zona Sur del país.

En el preciso momento que la embarcación encalló, los tripulantes se dieron a la fuga por las montañas del sector, pretendiendo huir de las autoridades. 

El Servicio de Vigilancia Aerea (SVA) apoyó a Guardacostas en el rastreo.

También intervino la Policía de Fronteras ejecutó un rastreo en la zona montañosa, la cual cuenta con un terreno que es complicado y de difícil acceso.

Como resultado que los oficiales fronterizos detuvieron a seis personas sospechosas, de ellos los cinco costarricenses y el colombiano, en las cercanías del lugar. Trabajo en el que también partició la Unidad Canina de la Policía de Fronteras.

La embarcación sospechosa y los detenidos fueron trasladados hasta la Estación del Servicio Nacional de Guardacostas ubicada en Quepos de Puntarenas, para las diligencias correspondientes por parte de la PCD.