Dos pacientes con síntomas de las cepas británica y sudafricana de la covid-19 en el país fueron detectados en las últimas semanas, se confirmó oficialmente.

La información la corroboró el Inciensa.

Dicho reporte trascendió un día después que el ministro de Salud, Daniel Salas, aseveró en conferencia de prensa que en el país no se había detectado ningún caso de cepas externas de la pandemia.

Un caso correspondiente a la cepa británica se verificó en un paciente costarricense.

Dicha persona de 35 años mostró síntomas el 27 de enero, se recuperó y no fue necesario hospitalizarlo.

El segundo caso, con la cepa sudafricana, corresponde a uno de los 20 turistas franceses que dieron positivo a los contagios a finales de enero mientras vacacionaban en el país.

Dicho paciente, de 65 años años, requirió internamiento en el hospital San Juan de Dios.

El grupo de turistas franceses llegó al país el 16 de enero y dieron positivo durante su permanencia; 13 de ellos requirieron hospitalización.

No se han reportado otros casos parecidos.

Según el Inciensa, como parte de la vigilancia del coronavirus se confirmaron los hallazgos de las variantes VOC202012/01 (linaje B.1.1.7) (británica) y la 501Y.V2 (linaje B.1.351) (sudafricana).

El Inciensa aclaró que conforme la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la cepa sudafricana, variante 501Y.V2 (linaje B.1.351), no se ha identificado hasta el momento un aumento en la severidad de los casos.

Sin embargo, agregaron, diversos estudios indican que se asocia con mayor transmisibilidad y disminución en la capacidad de los anticuerpos neutralizantes por lo que podría presentar mayor potencial para causar reinfecciones.

En el caso de cepa de origen británico, según el Inciensa, la OMS indica que para dicha variante existe un aumento en la transmisibilidad.