PuroPeriodismo/Foto Reuters, BBC

La policía disparó contra manifestantes en Myanmar matando al menos a 18, dice la oficina de derechos humanos de la ONU, en el día más mortífero de las manifestaciones contra el golpe, según la cadena BBC.

Se informó de muertes en varias ciudades, incluidas Yangon, Dawei y Mandalay, ya que la policía utilizó balas reales y gases lacrimógenos.

Las fuerzas de seguridad comenzaron la violenta represión el sábado, después de semanas de protestas mayoritariamente pacíficas contra la toma del poder militar el 1 de febrero, agrega BBC.

Los líderes gubernamentales, incluida Aung San Suu Kyi, fueron derrocados y detenidos.

Brutal represión


Las imágenes de las redes sociales del domingo mostraron a los manifestantes huyendo mientras la policía cargaba contra ellos, se levantaban barricadas improvisadas y se llevaban a varias personas cubiertas de sangre.

La represión policial se amplió el domingo cuando los líderes golpistas intentaron sofocar una campaña de desobediencia civil que no ha mostrado signos de terminar.

La gente no se retiró

Cuando llegué a la carretera Hledan en Yangon, pasó una ambulancia. Escuché que le habían disparado a un hombre. Corrí al lugar y cuando llegué los voluntarios ya lo habían subido a la ambulancia, narró un reportero de BBC.