PuroPeriodismo/Foto Juano Tesone, diario Clarín, Buenos Aires

El décimo banderazo contra el gobierno de Alberto Fernández se gestó este sábado en Plaza de Mayo, con una movilización masiva que aglutinó a miles de personas, pero se extendió también a otras provincias del país, como Mendoza, Córdoba y Santa Fe, y a ciudades populosas como Rosario, La Plata y Mar del Plata, entre otras. En paralelo, frente a la Quinta de Olivos se produjo un enfrentamiento entre autoconvocados críticos del Gobierno y un grupo de militantes K y de sindicalistas de la CGT que participaban de una contramarcha, informa diario Clarín de Buenos Aires.

La marcha, denominada como #27F, tuvo como foco central el repudio al Vacunatorio Vip que instaló el Gobierno en el Ministerio de Salud y derivó en la salida de Ginés González García, fue promovida por autoconvocados en redes sociales y tuvo la adhesión de buena parte de la oposición, con dirigentes de Juntos por el Cambio que se hicieron presentes, cita el diario bonaerense. 

El Presidente, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner , el ministro saliente Ginés González García y la actual titular de Salud Carla Vizzotti fueron los principales apuntados de los manifestantes, que empezaron a llegar a Plaza de Mayo poco antes de las 17 y se mantuvieron cubriendo el área hasta pasadas las 20, con mucha presencia en Diagonal Norte y Avenida de Mayo, pero también desde los autos que llegaron a la zona a modo de caravana ya puro bocinazo. El cántico “que se vayan”, fue el que predominó, entre muchos que se escucharon en la tarde, agrega el sitio.

Tal vez la imagen más grafica de la marcha haya sido una fila de diez bolsas de consorcio que simulaban llevar dentro cadáveres, y cada una tenía un lema común: “Estaba llevando la vacuna, pero se la aplicó…”, y se adjuntaban nombres de funcionarios o allegados “VIP” favorecidos con la aplicación de Sputnik.  ​

Ver: diario Clarín, Buenos Aires