Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter PUSC

Un intento por impulsar una coalición electoral dese el PUSC con miras a las elecciones nacionales del próximo 6 de febrero fracasó este domingo en la asamblea nacional de los socialcristianos.

La idea la lanzó semanas atrás el expresidente Miguel Angel Rodríguez.

Sin embargo, 56 asambleistas rechazaron formar una comisión para explorar esa posibilidad como lo pretendía Rodríguez.

La propuesta del exgobernante contó con 31 votos, por lo que fue desechada.

El PUSC celebró su asamblea en el gimnasio del colegio Monterrey, San Pedro.

“Somos un partido vivo, listo para volver a gobernar!”, resaltó el partido al iniciar la asamblea.

El PUSC, estremecido por escándalos presidenciales de corrupción en 2004, no gobierna desde 2006 tras el mandato de Abel Pacheco.

“Ojalá que esté equivocado y no se necesite la coalición para una solución buena para el país”, reaccionó Rodríguez.

Gran coalición fallida

Según Rodríguez, es imprescindible la formación de una alternativa moderada de centro derecha que una a socialcristianos, conservadores, liberales, evangélicos en una opción tolerante, defensora de los derechos humanos, la libertad, la vida, el estado de derecho y el debido proceso.

También la calificaba como comprometida con la fraternidad, la solidaridad, la opción por los pobres, los débiles, y las futuras generaciones y, por ende, con la naturaleza.

Según su planteamiento, esa coalición debería buscar equilibrio entre libertad y solidaridad, entre innovación y oportunidades, entre justicia social y eficiencia económica, entre mercado y Estado, entre derechos individuales y valores de vida y familia, entre producción y conservación.

Igual equilibrio buscaba entre gobierno y comunidad, entre seguridad ciudadana y justicia, incluida la rehabilitación de quien ha delinquido, entre las tradiciones locales que nos dan arraigo y pertenencia, y la consciencia de nuestra responsabilidad global.