PuroPeriodismo/Foto BBC Mundo

Cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán entraba al tribunal de Nueva York en el que le juzgaron y en el que acabó siendo condenado a cadena perpetua en 2019, su mirada casi siempre se dirigía hacia la zona del público.

Guzmán parecía no perder ninguna oportunidad para saludar a Emma Coronel Aispuro, su esposa, que fue detenida en Estados Unidos acusada de narcotráfico, relata el sitio BBC Mundo.

Coronel, de 31 años, fue arrestada en el estado de Virginia y está acusada también de haber ayudado a su marido, el que fuera líder del cartel de Sinaloa, a fugarse de una cárcel mexicana de máxima seguridad en 2015. 

Si fuera hallada culpable, Coronel enfrentaría una pena mínima de 10 años de prisión y máxima de cadena perpetua, indicó una jueza federal de EE.UU. este martes durante la primera audiencia judicial tras su arresto, celebrada por videoconferencia en la Corte Federal del Distrito de Columbia, agrega el sitio.

Lichtman aceptó que su clienta permanezca en prisión preventiva, a la espera de su juicio mientras la defensa analiza si solicita su libertad bajo fianza.

“El Chapo” fue arrestado de nuevo en 2016 y extraditado a Estados Unidos, donde en 2019 fue condenado a cadena perpetua, cita BBC.

Ver: BBC Mundo