Edgar Fonseca, editor

Con un entorno paradójico en que bajan los casos pero sube la tasa de contagio, expertos de la UCR prevén que en el mes venidero el país registrará un poco menos de 300 infecciones de covid-19 diarias.

Las estimaciones son al 18 de marzo.

Estamos viviendo la paradójica situación de reducción en el número de casos diarios al mismo tiempo que tenemos un aumento en la tasa de contagio, remarca el informe más reciente del Centro Centroamericano de población de la UCR, actualizado al 18 de febrero.

Destaca que el país registra la quinta mortalidad más baja, 523 por cada 100 mil habitantes, de Latinoamérica.

Escenarios probable, optimista y pesimista

En el escenario neutro o más probable de retorno a tasas de R=1, Costa Rica se estabilizaría en poco menos de 300 casos diagnosticados diariamente, es decir por debajo del promedio actual que es de 360, ratifica el análisis. 

El escenario optimista –añade– nos llevaría a menos de 200 casos diarios y el pesimista a cerca de 400, bastante menos que los alrededor de mil casos diarios con que cerramos el 2020.

Dicho en otra escala, en el país se estarán diagnosticando entre 27 y 54 casos semanales por 100.000 habitantes dentro de un mes, comparados con los 50 de la semana más reciente.

Tasa al alza y contagios a la baja

La tasa R de reproducción de la pandemia en Costa Rica es R = 0,89 según datos actualizados a 18 de febrero, comparada con la R = 0,80 de dos semanas atrás. Debido a que R se mantiene por debajo de 1, se da la paradoja de que coexisten una tasa de contagio al alza y un número de contagios a la baja, agrega el análisis. 

De mantenerse la tendencia al alza hasta llegar en un mes a R=1, el número diario de casos, que actualmente es de 360 en promedio, llegará a 290 a mediados de marzo, y la cantidad de personas hospitalizadas bajará a 250, la mitad en UCIs. El número de fallecimientos será del orden de cinco diarios, citan los expertos de UCR.

Enfatizan que el país está en un nivel moderado de transmisión del coronavirus con menos de 50 casos semanales por cada 100.000 personas, pero lejos de lo que se considera un nivel bajo de transmisión al que llegaría cuando el número diario de casos llegue a ser de 80 o menos. 

La buena noticia y…

Esta tasa R = 0,89 es buena y mala noticia al mismo tiempo. 

La buena noticia –cita el informe– es que el país aun se encuentra en territorio favorable de R bastante por debajo de la unidad, indicador de que cada nueva generación de contagios es menos numerosa que la anterior. Más precisamente, la R=0,89 indica una reducción de 11% de una generación a otra de contagios (recordemos que el intervalo medio entre generaciones de Covid-19 es de 8 días).

La mala noticia –agrega– es su aumento de 11% con respecto a la estimación correspondiente a fin de enero (R = 0,8). Parece que se están disipando algunas de las condiciones que llevaron a la caída de la tasa de contagios en enero, como restricciones a la circulación y reunión, menor actividad económica propia de la época y conductas cautelosas de la población. Parece también que el ascenso continuará en los próximos días e incluso podría acelerarse con el inicio de clases presenciales.

Transmisión moderada no baja

¿Son estas tasas de incidencia de covid-19 en Costa Rica bajas, moderadas o altas en el concierto internacional?, se preguntan los expertos locales.

Agregan que el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de los EEUU indica en sus recomendaciones más recientes para la apertura de escuelas que tasas por debajo de 50 nuevos casos por 100.000 personas por semana indican un nivel de transmisión moderado, mientras que tasas por debajo de 10 indican un nivel de transmisión bajo (el más propicio para retornar a clases presenciales siempre y cuando la tasa de positividad del test diagnóstico sea por debajo de 5%).

Sostienen que Costa Rica está, por tanto, en un nivel de transmisión moderado, pero lejos de lo que podría considerase como transmisión baja. Llegará allí cuando promedie 80 o menos casos diagnosticados por día, algo que dejó de ocurrir desde mediados de junio.

Mientras no llegue a ese nivel deben mantenerse en lo posible las medidas restrictivas y comportamientos voluntarios que restringen el contagio.

¿Cuán severa o insidiosa ha sido la pandemia de Covid-19 en Costa Rica, en comparación con otros países?

Costa Rica es el país con la quinta más baja mortalidad de Iberoamerica, con 523 defunciones acumuladas por cada 100.000 personas mayores. México, Panamá y Perú destacan negativamente por ser los países donde más devastador ha sido el covid-19 en términos de mortalidad, destaca el informe UCR.

Uruguay y, especialmente, Cuba destacan por mucho por su bajísima mortalidad, añade.

Costa Rica presenta una tasa de mortalidad acumulada que es la tercera parte de la ocurrida en México o Panamá, pero al mismo tiempo es 40 veces más grande que la de Cuba y cinco veces más alta que la de Uruguay, resalta el estudio.

Si se observan las muertes ocurridas en el último mes, la situación de Costa Rica en el contexto iberoamericano es también favorable con solamente tres países con mortalidad más baja: El Salvador, Uruguay y Cuba, menciona el análisis.