Hoy fue condenado por los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho por dar u ofrecer, en concurso homogéneo, utilización indebida de información privilegiada y tráfico de influencias, el exmagistrado Francisco Ricaurte, quien llegó a ser el hombre más poderoso de la Rama Judicial de Colombia, destaca el sitio Semana de Bogotá.

Configuró un grupo de magistrados aliados e imponían su voluntad en las altas cortes y tenía la capacidad de definir quién llegaba como magistrado y hasta logró ser presidente de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Superior de la Judicatura, agrega el sitio.

Ahora cayó por corrupto

Ricaurte fue salpicado por el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien era su amigo personal, abogado de varios congresistas investigados en la Corte Suprema de Justicia y el encargado de llevar los potenciales “clientes” del Cartel de la Toga, escándalo que en síntesis buscaba engavetar las investigaciones contra los aforados a cambio de millonarios sobornos.