Edgar Fonseca, editor

Un chofer transportista de apellido Sánchez, de la empresa Transporte Internacional GASH S.A., que el lunes protagonizó una violenta agresión contra otro chofer en la autopista general Cañas, fue despedido.

El chofer tenía ocho años de laborar para la empresa.

El lunes fue captado cuando se bajó de un camión pesado y la emprendió, una y otra vez, contra un conductor de un automóvil quien supuestamente hizo una maniobra vial incorrecta.

El video se hizo viral en redes dada la agresividad del camionero.

Cero tolerancia

El gerente general de GASH, Luis Guillermo Solís Fernández, advirtió que no tolerarán este tipo de conductas en la empresa.

“Lamentamos profundamente los acontecimientos sucedidos el día lunes 1.° de marzo del 2021 en la autopista General Cañas, donde uno de nuestros colaboradores agredió físicamente a otro conductor”, dijo Solís.

“En nuestra organización tenemos la política de cero tolerancia ante cualquier acto de violencia, por lo que en este caso particular hemos aplicado el debido proceso y tomado las medidas que establece la ley”, enfatizó.

“La situación sucedida nos compromete a reforzar en nuestros conductores la responsabilidad que implica el manejar y, sobre todo, a ser promotores activos de la tolerancia y paz en las carreteras”, ratificó el gerente Solís.

————————————————————————————————————————————————-Tentativa de homicidio en caso de Alajuela

La Fiscalía Adjunta de Alajuela confirmó que investiga a una mujer de apellido Gutiérrez, vinculada al atropello de unos ciclistas el sábado 27 de febrero al costado oeste del Instituto de Alajuela.

Se le sigue causa por el presunto delito de tentativa de homicidio.

Según fuentes judiciales, la sospechosa recién cumplió una sentencia por robo agravado de tres años cuatro meses impuesta por el Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de Alajuela en 2016.

Bajo medidas cautelares

Tras tomarle la declaración indagatoria y confirmar la existencia de arraigos procesales, la Fiscalía solicitó al Juzgado Penal de Alajuela que ordenara contra la imputada las medidas cautelares de mantener un domicilio fijo, informó Sharon Hernández, portavoz de la Fiscalía.

Además, le impusieron, no acercarse ni mantener comunicación con las personas ofendidas o testigos de la causa y no cometer ningún otro delito; dicha petición fue acogida en una audiencia que se realizó la noche del sábado y las medidas se ordenaron por toda la duración del proceso.

La investigación continúa en desarrollo con la recolección y análisis de pruebas, dentro del expediente 21-001060-0305-PE, agtegó la fuente.

Aclaró que debido a que dicha etapa es privada, no es posible brindar mayor información, ya que así lo establece el artículo 295 del Código Procesal Penal.