Edgar Fonseca, editor

Dos oficiales de la Academia Nacional de Policía ubicada en La Roxana de Pococí fueron detenidos en las últimas horas en las investigaciones por el misterioso robo de armas que se dio en ese sitio la madrugada del sábado.

La versión la confirmó anoche el ministro de Seguridad, Michael Soto.

Los detenidos están a la orden del Organismo de Investigación Judicial.

No trascendieron sus identidades.

Se presume que estuvieron en el sitio el día de los hechos.

“Doloroso y bochornoso”

Horas antes, el ministro Soto calificó el incidente de “doloroso y bochornoso” en una comparecencia en la comisión legislativa de Seguridad y Narcotráfico.

“Fue doloroso, complicado, bochornoso, sonrojante”, dijo Soto ante los diputados de la comisión.

“No sé qué adjetivos más utilizar”, enfatizó.

Relató que tras la alerta del alegado asalto, coordinaron con el OIJ al para corroborar el paso a paso de los hechos.

Soto ratificó ante los legisladores que quienes perpetraron el hecho, al menos cuatro individuos fuertemente armados, con ropa negra y cubiertos sus rostros, contaron con “información privilegiada”.

El hecho fue consumado aproximadamente a las 3:30 a.m. del sábado.

Los asaltantes permanecieron en el lugar unos 40 minutos.

El OIJ fue alertado hora y media después y hasta las 7:31 a.m. recibieron una denuncia formal.

Un individuo nicaragüense de apellido Espinoza de 26 años fue el primer detenido por los hechos, el domingo, en el barrio El Nido Dos de Pococí.

En una casa allanada en ese sitio, las autoridades hallaron 10 fusiles Sig Sauer, Ar-15 y 15 pistolas Beretta de las sustraídas en la academia policial.

También hallaron municiones, equipos de radio y chalecos policiales.

La academia carece de cámaras de vigilancia. El día del suceso la mayoría de estudiantes había salido de fin de semana libre y solo quedaban ocho oficiales de turno.