PuroPeriodismo/Foto Nius, Madrid

Treinta casos de trombosis en 17 millones de vacunados, 17 de ellos graves y al menos tres con resultado de muerte. Las trombosis que se han producido en personas vacunadas con AstraZeneca han hecho saltar las alarmas, no solo de la población general sino de los propios sanitarios. A los primeros les está contestando la Agencia Europea del Medicamento, y la de Estados Unidos: la vacuna de AstraZeneca es segura y estos efectos graves son muy raros y escasos. A los segundos intenta ayudarles el ministerio de Sanidad de España informa el sitio Nius de Madrid.

Porque muchos médicos podrían preguntarse: ¿Cómo vamos a reconocer un efecto secundario tan grave, o a diferenciarlo de uno normal? Es decir, ¿cuándo algo deja de ser normal para ser un signo de alarma? Sanidad ha elaborado un documento para profesionales en el que establece el Manejo de caso sospechoso de Trombosis de senos venosos cerebrales en relación con la vacunación de AstraZeneca, cita dicho sitio. 

En él, se hace un listado de perfiles de personas cuyos antecedentes pueden favorecer la aparición de trombos. Se les denomina datos de alarma relacionados con los antecedentes personales, es decir antecedentes que pueden hacer sospechar al médico que la reacción que está sufriendo la persona vacunada puede ser una trombosis venosa: 

  • Antecedentes de cáncer.
  • Enfermedades pro-trombóticas.
  • Embarazo.
  • Tratamiento anticonceptivo.
  • Terapia hormonal sustitutiva.
  • Traumatismo grave o cirugía reciente.
  • Infección activa reciente.

Más allá de eso –agrega Nius– el texto ayuda a saber cuándo deben sospechar los profesionales que el dolor de cabeza que refiere el paciente no es una simple cefalea, o cómo saber si ese dolor de cabeza puede estar provocado por una trombosis.

Ver Nius, Madrid