Oscar Arias, expresidente de la República

“Has tomado tu lámpara y te has ido a dormir;yo me quedo un tiempo más, para cubrirlas brasas que arden todavía.”-Henry Wadsworth Longfellow-

¡Qué dolor cuando la muerte te ataca tan de cerca! Hace dos meses una amiga, hace un día un gran compañero y hoy un amigo incondicional. “Hay golpes en la vida, tan fuertes…”, nos dice el poeta peruano César Vallejo en uno de sus poemas.

Hay golpes tan fuertes que nos hacen llorar, que nos desdibujan el horizonte y que detienen nuestros pasos. Tan fuertes que nos dejan el corazón hecho un puño.

Hoy un gran hombre nos ha dicho adiós.

Francisco de Paula, mi querido amigo Guti, vivió una vida de compromiso y responsabilidad con las políticas económicas de nuestra patria. Con su muerte perdemos una de las mentes más brillantes.

Su muerte no hace más que honrar una larga trayectoria de dedicación al país.

Tuve el honor de que me acompañara durante mi segundo gobierno en el Banco Central pero, sobre todo, me honró con su amistad durante muchos años.

Los hombres excepcionales son como higuerones que continúan albergando vida aún después de su partida.

En medio del dolor que nos produce la muerte de Guti, no dejo de pensar que uno de sus mejores legados es su familia, ese raudal de vida que seguirá asomando sus brotes por entre las ramas del higuerón.

Mientras su familia y sus amigos continuemos honrando su memoria, el recuerdo de Guti no sufrirá el olvido. Hoy una familia y unos amigos lloramos y lamentamos la pérdida de este gran hombre.

Dios es el dueño de nuestras existencias fugaces, de nuestros amores vividos, de las veredas que transitamos y los finales previstos.

Consciente del dolor que sufre su familia, a Dios le pido para que el amor y la alegría de Guti les sirvan de consuelo en estos días de tristeza. Para que les ayuden a sembrar de hermosos recuerdos el dolido terreno del corazón.

Para que cada uno de los pasos que junto a él dieron, les sirvan de guía para alcanzar la paz y la serenidad.

“Incluso la muerte de un amigo puede inspirarnos tanto como su vida. Dará consuelo a los afligidos, como los poderosos dejan riquezas para sus funerales, y sus memorias quedarán incrustadas en nosotros con pensamientos sublimes … porque nuestros amigos no tienen lugar en la tumba”-Henry David Thoreau-

Fuente: Facebook expresidente Oscar Arias