Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter Keylor Navas

El Bayern mereció más. Queda la sensación de que el resultado, con el lesionado Lewandowski hubiera sido distinto. Los pupilos de ‘Hansi’ Flick asediaron la portería de Keylor Navas (31 remates y 44 centros al área) de principio a fin, pero el exmeta del Real Madrid completó una actuación imperial. El costarricense, que venía de hacer nueve paradas en la vuelta de cuartos contra el Barcelona, se superó con 10 intervenciones, varias de ellas de muchísimo mérito.

Así narra el sitio deportivo español Marca la magistral actuación de la estrella tica parisina en el duelo de ida de cuartos de final en Munich con un dramático, 2-3, a favor de los franceses que los enfila hacia semifinales de Champions League.

“Sus manos frenaron en muchas ocasiones al Bayern, que no le dejó un respiro al portero”, elogia el sitio Mundo Deportivo de Barcelona.

Su jugada marcó el combate

 Keylor Navas recibió 12 tiros a puerta —31 en total— y sacó 10. Neuer vivió la que probablemente sea su noche más desagradable en Múnich, cuenta la crónica de El País, Madrid.

La jugada definió el partido y, probablemente, marcará la eliminatoria. Corría el minuto tres, los equipos se tanteaban, cuando Keylor sacó de portería. El balón botó en el mediocampo, sin dueño, y Neymar se las ingenió para apropiárselo. Lo vigilaba Kimmich, pero el pájaro voló. Lanzó una diagonal directa hacia portería y generó el caos en una defensa desmadejada que no esperaba tanta acción tan rápido. Acostumbrado a llevar toda su gente a campo contrario, el Bayern cerró con Süle para fijar la marca de Mbappé. Pero Süle, en campo abierto y demasiado pesado para girarse, dudó al ver a Neymar conduciendo en su dirección. En lugar de quedarse con Mbappé se fue a por el brasileño. Cuando quiso corregir su error, Neymar ya había soltado la bomba. El envío alcanzó los pies de Mbappé que, solo ante Neuer, optó por el chumbazo. Le pegó duro al primer palo y Neuer fue incapaz de evitar la humillación. La pelota le pasó entre las piernas y se metió en el arco. Mbappé gritó a todo pulmón convocando a sus compañeros en perfecto castellano: “¡Vamos!”, registra El País.

“Gracias a Dios comenzamos la eliminatoria con victoria en un partido durísimo, pero aún está todo por hacer. Orgulloso del equipo. Allez Paris!”, escribió el compatriota en un tuit a las 3:19 p.m.

Un muro llamado Keylor

El Bayern reaccionó bien y sometió al PSG a una por momentos asfixiante presión con continuas jugadas por las bandas, centros y remates, pero Keylor siguió luciéndose para evitar que Leon Goretzka y Benjamin Pavard marcaran, resalta el sitio barcelonés.

El gol desató la furia del campeón, un vendaval ofensivo en todos los frentes. Pero ahí estaba Keylor para sostener al PSG y salvar los remates de Goretzka y Pavard, anota el sitio Sport de Barcelona. 

Espectacular, sublime, brillante, trepidante, memorable…

Los Bayern-PSG van camino de marcar época. La copiosa nevada caída en Múnich no impidió que la reedición de la pasada final de Champions fuera, sencillamente, espectacular, sublime, brillante, trepidante, memorable… El resultado, esta vez, fue diferente. El Paris Saint-Germain ‘vengó’ su derrota de Lisboa (0-1) ganando 2-3 en el Allianz Arena, relata Marca.

Los goles de Kylian Mbappé (3′ y 68′) y Marquinhos (28′) pusieron fin a 19 partidos de los bávaros sin perder en Champions y otorgan cierta ventaja a los pupilos de Mauricio Pochettino para la vuelta de cuartos en el Parque de los Príncipes. Sin embargo, el campeón aún tiene mucho que decir. Los tantos de Eric Maxim Choupo-Moting (37′) y Thomas Müller (60′) igualaron el 0-2 inicial y mantienen vivas las esperanzas del campeón de acceder a semifinales, añade el sitio madrileño. 

Especial PuroPeriodismo: Marca, Madrid