Edgar Fonseca, editor

Para lograr un efectivo impacto que disminuya el agresivo avance de contagios de covid-19 en el país, deberían ser vacunadas al menos 200 mil personas por semana, estima un grupo de expertos en Medicina de la Universidad Hispanoamericana consultados por PuroPeriodismo.

Al ritmo actual de vacunación no se logrará impacto hasta pasados doce meses. Como mínimo se deberían vacunar a 200.000 costarricenses por semana para lograr avances significativos en los próximos 4 meses, advirtieron los expertos Ronald Evans, Róger Bonilla y Roberto Salvatierra quienes han seguido estrechamente la evolución de la pandemia en el país y su agresivo reciente giro en el país

Abril el mes de mayor impacto

Tras trece meses de pandemia, ¿cuál es el mes de más grave tasa de contagios?

-El desarrollo de la pandemia en Costa Rica ha venido presentando ciertas particularidades en comparación al resto del mundo. Tomando en consideración el Índice de Reproducción Básico del SARS-COV 2 podemos indicar que el presente mes ha presentado las tasas de contagios más altas, preocupante por el fuerte impacto que tiene desde ya en el sistema de salud.

Precisando el 9 de abril registró 1.45, el pasado 24 de abril 1.37 y este 28 de abril 1.40.

Al principio de la pandemia se obtuvieron Rt más elevados, pero hubo pocos casos y se trataba de una población virgen, es decir, libre de todo tipo de intervención.

Hay que aumehtar pruebas PCR

– ¿A qué lo atribuyen?

-Muy difícil atribuirlo a un solo factor, hemos insistido que hay un desgaste y cansancio social que ha llevado al relajamiento de las medidas de contención. Por ejemplo: la falta del lavado de manos, romper las burbujas sociales, un incremento de la movilidad y la baja en el uso de la mascarilla, por citar algunos.

También hemos observado cambios epidemiológicos que apuntan a una variante nueva, probablemente la brasileña que es muchísimo más contagiosa que la original. Las Variables de Preocupación y las Variables de Interés en Salud Pública son los agentes causales de la tercera ola que lleva varias semanas afectando a muchos países del globo.

Por estas razones, hemos insistido al gobierno la urgencia de aumentar la aplicación de pruebas PCR, para mantener la trazabilidad de los casos y contactos y para lograr el control de la positividad.

 Reciente ola inundó prácticamente todo el país

– ¿Qué les llama la atención, sorprende o preocupa de la reciente escalada de contagios?

-En primer lugar, la velocidad con que ha irrumpido la nueva curva pandémicas, después de 8 semanas de descenso continuado. En segundo la fuerza del contagio, ya que prácticamente inundó a todo el país. Preocupación manifiesta por la saturación del sistema de salud y el incremento exponencial de casos, aunque a nivel de mortalidad el crecimiento no es mismo. No obstante, tememos que el número de muertes se incremente en relación al número de casos que están apareciendo.

El Estado se enfrenta a una situación ominosa ante la falta de responsabilidad de un grupo de personas de acatar las medidas de seguridad y la lentitud con que avanza el proceso de vacunación.

Muchos volvieron contagiados de Semana Santa

-En la última semana subió la tasa de incidencia en cabeceras provinciales como Heredia, Alajuela, Guanacaste, ¿a qué lo atribuyen?

-La gran masa de población que salió al interior del país en Semana Santa procedía mayoritariamente de la GAM, y muchos contrajeron el virus, trayéndolo de vuelta a sus hogares. Desde que inicio esta emergencia, hemos indicado que el virus se moviliza a varios puntos del país. No es posible indicar que está presente en sola una región o zona por una razón especial. Hace unos meses, alertamos que estaba en las costas, ahora volvió a su punto de origen en las cabeceras provinciales que puede deberse a los factores mencionados en la pregunta anterior. 

 – ¿Tres razones clave para entender el brusco salto de los contagios en Costa Rica en el último mes?

-El aumento de casos en las últimas horas es el resultado

1.    aumento de la movilidad

2.    relajamiento en el cumplimiento de las medidas como disminución en el uso de las mascarillas, no se respetan las burbujas sociales, el lado de mano y el distanciamiento social.

3.    la aparición de nuevas variantes internacionales.

4.    Las personas están acudiendo tarde a ser tratados por lo que exponen a otros de su círculo social al virus.

Se debe vacunar como mínimo 200 mil personas semanales

– ¿Cuánto puede contribuir el ritmo de vacunación a mermar la agresiva tendencia alcista en contagios?

-Al ritmo actual de vacunación no se logrará impacto hasta pasados doce meses. Como mínimo se deberían vacunar a 200.000 costarricenses por semana para lograr avances significativos en los próximos 4 meses.

Podrá aminorar en parte la carga de la mortalidad, debido al gran porcentaje de población mayor de 70 años ya vacunada, pero ya se está observando que las nuevas variantes de los coronavirus están mostrando un mayor tropismo al grupo de 18 a 64 años.

Sin embargo, debemos advertir que una persona vacunada debe mantener las medidas de seguridad. Es un complemento.

– ¿Cuál debería ser la tasa básica de vacunación diaria o semanal para frenar el disparo en contagios?

-La más alta que se pueda dar en el país. Por ejemplo: en Bhutan, se vacunó a todo el país en 2 semanas prácticamente, con relaciones de peso gobierno-sector privado. 

En varios informes hemos realizado insistentemente un llamado al Gobierno para que busque convenios con otros laboratorios para tener mayor acceso a las diferentes vacunas y poder aplicarlas a otros grupos de edades para así alcanzar con rapidez la inmunidad rebaño. Entendemos que esto requiere de una logística, pero es una carrera contra el tiempo que debemos llevar a cabo como lo han hecho otros países como Chile o Colombia, donde aplican al menos 4 tipos de vacunas con un porcentaje de efectividad de un 50% en adelante. 

Se debería flexibilizar y agilizar la traída de vacunas por el sector privado, para así liberar un mayor número de vacunas para la población que no puede sufragar el costo de las mismas.

 – ¿Cuántas personas diarias o semanales debería estar vacunando la CCSS para doblar la curva al alza de los casos?

-Todas las posibles, como se hizo en Israel, o USA, todo el sistema de salud del país debería estar volcado a un esfuerzo nunca visto de vacunación general. El problema principal es traer las diferentes necesarias para vacunar y al gobierno se le ha hecho tarde gestionarlas.