PuroPeriodismo/San Salvador

Con 64 votos a favor, 19 en contra y uno ausente, los diputados oficialistas de la nueva Asamblea Legislativa de El Salvador — afines al presidente Nayib Bukele– aprobaron ayer sábado la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, por medio de una solicitud  con dispensa de trámite, es decir, sin ser discutida en las comisiones, informa el sitio el salvador.como de San Salvador. La OEA rechazó este domingo la decisión anunciada.

“Golpe de Estado”, tituló el sitio de El Diario de Hoy, uno de los principales medios salvadoreños objeto de intensa persecución por el régimen de Bukele al igual que otros independientes.

  • * La Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, rechazó este domingo las destituciones de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y del Fiscal General que ayer realizó de forma urgente la nueva Asamblea Legislativa dominada por el oficialismo, acciones que fueron declaradas inconstitucionales anoche mismo por el máximo tribunal, según dicho sitio.

“La Secretaría general de la OEA expresa que ante las decisiones adoptadas por la Asamblea Legislativa de El Salvador rechaza la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y la del Fiscal General, Raúl Melara, así como las acciones del Poder Ejecutivo que guiaron esas acciones”, dice un comunicado oficialdivulgado esta mañana en sus redes sociales.

La solicitud inicial fue propuesta por la diputada de Nuevas Ideas, Suecy Callejas, quien también fue electa como vicepresidenta del Órgano Legislativo.

  • * La Sala Constitucional anuló de inmediato lo resuelto por los diputados gobiernistas lo que desata un riesgoso choque de poderes.

Luego de la votación para lograr la destitución, los diputados se tomaron cinco minutos para “evaluar” los perfiles de los candidatos que conformarán las nuevas magistraturas de la Sala.

Durante los casi dos años de gobierno, esta Sala de la Corte Suprema de Justicia ha sido uno de los filtros para detener los abusos de poder del gobierno de Nayib Bukele.

Entre otras, la Sala prohibió utilizar militares y policías para intimidar a los diputados opositores, impidió hacer capturas arbitrarias durante la cuarentena domiciliar y ha exigido que se cumpla los procesos de formación de ley a fin de evitar piezas no discutidas o extralimitación de poderes.

La iniciativa de Nuevas Ideas justifica la intención de remover a los magistrados “ante las múltiples sentencias antipopulares”. De concretarse, se avanzaría aún más hacia el control del tercer órgano de Estado por parte del oficialismo, que ya tiene la Presidencia y el Legislativo.

Especial: PuroPeriodismo: El Diario de Hoy, San Salvador

Sala anula decisión

“Declárase que la decisión de la Asamblea Legislativa (…) es inconstitucional, en tanto que viola la forma de gobierno republicana, democrática y representativa”.

“Esto se debe a que, con una marcada intención de suprimir los controles efectivos hacia el Órgano Ejecutivo y Legislativo, índice negativamente en el control del ejercicio del poder que efectúa esta sala”, manifestó la sentencia dela Sala Constitucional tras lo resuelto por los diputados gobiernistas.

La Sala, en su resolución, añade que el control de actos de actos políticos, jurídicos y administrativos “resulta necesario en una República para la defensa y garantía del elemento sustancial de una democracia” compatible con la Constitución.

El tribunal declaró que la decisión también viola la independencia judicial, pues no está precedida por las garantías que manda la ley.

“La falta de beneplácito del Órgano Ejecutivo no es razón para destituir a jueces constitucionales”, manifiesta la Sala. Esto, pues entre las argumentaciones que dieron los diputados oficialistas, resalta el desacuerdo del Gobierno con las resoluciones que han limitado sus abusos en el poder.

Destituir magistrados por emitir sentencias que distan del gusto del Ejecutivo “constituye un factor disuasorio para cualquier otra conformación de esta sala, es decir, una coacción”, añaden.