Edgar Fonseca, editor

El diputado PUSC-Puntarenas, Oscar Cascante, quien confirmó que atendió a sospechosos de integrar una megared narco que traficaba cocaína a Europa, desarticulada hace una semana por la Fiscalía y el OIJ, se puso este lunes a la orden del Ministerio Púbico.

“Sirva la presente para ponerme a la disposición de la Fiscalía General de la República para las acciones o procedimientos que consideren oportunas y pertinentes, en relación a lo actuado por mi persona durante mis funciones como diputado de la República en la Asamblea Legislativa”, dijo el legislador en una nota enviada a la Fiscala General, Emilia Navas.

Cascante también anunció que se separa de la fracción en medio de la controversia surgida.

Justificó su decisión “en relación a los hechos suscitados en los últimos días y en aras de no afectar la labor de la fracción parlamentaria y del Partido Unidad Social Cristiana”.

El PUSC confirmó la separación del diputado.

No descartan diputados

El mensaje de Cascante se conoció al mismo tiempo que la Fiscalía no descartó investigar diputados en relación con dicho caso luego que las autoridades e informes legislativos revelaron que tres de los investigados, dos de ellos detenidos y uno fallecido el 6 de mayo, realizaron decenas de visitas a despachos de legisladores en los últimos dos periodos.

La Fiscalía confirmó que investiga toda la información concerniente al caso y no descartó investigar diputados.

“Respecto a su consulta, la Fiscalía General informó que se analizará toda la información relacionada con el tema de su interés y si procediera la apertura de una investigación en contra de una persona diputada se hará, pero, en este momento, se está estudiando todo lo recabado en las diligencias de allanamiento”, confirmó este lunes Sharon Hernández, portavoz del Ministerio Público, ante consulta de este editor.

“En ampliación a la respuesta anterior, me permito indicarle que, como parte de esta valoración, la fiscala general, Emilia Navas Aparicio, solicitó una copia del expediente que se tramita en la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos, sobre el caso que trascendió la semana anterior, para sumarlo al estudio que realiza sobre el tema de su interés”, agregó la portavoz judicial en un mensaje hecho llegar a PuroPeriodismo a las 2:39 p.m. de este lunes.

El caso más notorio que trascendió fue el del diputado Cascante quien, según un informe de la Dirección Ejecutiva del Congreso, atendió en 13 ocasiones a los sospechosos de apellidos Cartín y Soto, la última el lunes de la semana anterior, horas antes de un megaoperativo policial que ejecutó 40 allanamientos, 23 detenciones y decomisos por ¢1.500 millones de bienes de dicha organización criminal.

El diputado alega que los sospechosos buscaron citas con él interesados en impulsar proyectos de vivienda de interés social en Esparza y Corredores, Puntarenas, provincia a la cual representa.

También intentaron promover en Casa Presidencial y el ICT un proyecto turístico en Limón que fue frenado por trámites municipales.

El legislador se dice engañado por dichos individuos y se mostró dispuesto a explicar a las autoridades el origen de sus bienes.

La red, liderada por dos individuos de apellidos James y Cartín es sospechosa de traficar cocaína hacia Europa desde Colombia utilizando nuestro país como punto de tránsito.

Las autoridades los investigan desde el 2018 y los ligan a al menos tres envíos de cargamentos de cocaína camuflados en contenedores desde la megaterminal de Moín, Limón, en una sofisticada operación criminal liderada por un traficante búlgaro de apellido Mitev en la mira de la DEA.

Mitev estuvo en el país en mayo y sostuvo reuniones con algunos de los sospechosos, según el seguimiento policial. Luego salió hacia Medellín, Colombia.

Este caso se une al del diputado Gustavo Viales, PLN, quien reconoció haber visitado un condominio allanado por la Fiscalía y el OIJ en San Joaquín de Flores donde fue arrestado el 6 de abril un individuo de apellido González, alias Pancho Villa, presunto líder de otra gran red narco-financiera que tenía su base en La Cuesta, Corredores.

Viales se vio forzado a renunciar de su cargo de secretario general PLN, de la presidencia de la comisión de Seguridad y Narcotráfico del Congreso, y se retiró de la fracción verdiblanca.

A raíz del caso Viales la Asamblea Legislativa creó una comisión investigadora sobre la posible penetración narco en partidos y municipalidades.

El diputado Cascante mostró interés en ser parte de dicha comisión pero desistió al trascender sus reuniones con los sospechosos de la megared desarticulada.