Edgar Fonseca, editor

La Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA) investiga presuntas irregularidades con la vacunación contra covid-19 en el Benemérito Cuerpo de Bomberos, se confirmó oficialmente.

Dicha Fiscalía informó que, el pasado 1 de junio, recibió una denuncia por parte de la Auditoría de la Caja Costarricense del Seguro Social, la cual hacía referencia a presuntas irregularidades en la vacunación al personal del cuerpo de bomberos.

En la fecha de la denuncia renunció abruptamente el presidente ejecutivo del INS, Róger Arias Agüero, luego de trascender que había sido vacunado en un grupo privilegiado por la dirección de Bomberos el 5 de enero cuando apenas empezaba el plan nacional de vacunación limitado los servidores de primera línea de atención de la pandemia, personal de salud, cuerpos policiales, de socorro y residentes en hogares de larga estancia.

Ante consulta de Puro Periodismo, la Fiscalía confirmó que analizó la denuncia y determinó que abrirá una investigación por los hechos expuestos.

Está pendiente la asignación de número de expediente e incluir el presunto delito que será investigado de manera preliminar, respondió Sharon Hernández, portavoz del Ministerio Público.

Este editor consultó si en la denuncia figuraban el presidente ejecutivo y directivos de la entidad, también vacunados, pero no se dio detalles al respecto.

Por política específica de este despacho, no será posible informar a quién o quiénes se denunció, ya que esos datos son informados hasta que se realice la diligencia de indagatoria, agregó la fuente.


El caso está en una etapa que es privada, por lo que es todo lo que puede indicarse, en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal, citó la respuesta.

Abrupta renuncia de presidente ejecutivo

El presidente del INS, Róger Arias Agüero, renunció abruptamente el martes 1 de junio tras trascender que se había vacunado contra la covid-19 en enero en un grupo privilegiado por el director del Cuerpo de Bomberos.

“Con la satisfacción de haber contribuido así al logro de los objetivos fijados, le presento mi renuncia irrevocable al cargo con el que me honró”, dijo Arias en una carta enviada al presidente Carlos Alvarado luego que La Nación reveló la vacunación anticipada de él y directivos del INS en enero.

“No pretendo que un error personal y de buena fe, se convierta en un factor de distracción para el desarrollo de las importantes tareas que aún deben implementarse en el INS y en el Benemérito Cuerpo de Bomberos, ni afecte el trabajo de respuesta a la pandemia desarrollado por la Administración como un todo”, agregó.

“Le reitero mi agradecimiento y mi aprecio personal por haberme dado la oportunidad de servir a la institución y al país”, agregó Arias quien relevó en el cargo al actual ministro de Hacienda, Elián Villegas, el 24 de junio 2020. Anteriormente se desempeñaba como gerente general del INS.

Arias fue vacunado junto a los directivos el 5 de enero apenas iniciado el plan nacional de vacunación limitado, en ese momento, a la denominada primera línea de atención conformada por residentes en hogares de larga estancia y personal de hospitales, clínicas y cuerpos policiales y de socorro.

Director de Bomberos defiende actuación

Héctor Chaves, director nacional de Bomberos, defendió su decisión de cubrir al personal de bomberos con la vacuna anticovid. Se puso a la orden de las autoridades, en declaraciones que dio a La Nación.

“¿Cuáles son las reglas que en ese momento imperaban? Hasta el día de hoy hemos hecho un levantamiento de toda la documentación y en ese momento no había ninguna prohibición de los diferentes niveles; por eso cada institución definió su prioridad”, aseveró.

“Ahora en junio, la gente cree que en enero se manejaba toda la información. En enero había directrices muy escuetas sobre qué hacer y qué no hacer. Ahí solo decía Cuerpo de Bomberos. ¿Qué significa eso? “, cuestionó Chaves.