Edgar Fonseca editor/Foto BBC

Más de 800 presuntos delincuentes fueron arrestados en todo el mundo después de haber sido engañados para que usaran una aplicación de mensajería cifrada administrada por el FBI, dicen las autoridades, informa la cadena londinense BBC.

-No se ha confirmado si OIJ-Interpol/Costa Rica participó de dicha operación.

La operación, concebida conjuntamente por Australia y el FBI, vio dispositivos con la aplicación ANOM distribuidos en secreto entre los delincuentes, lo que permitió a la policía monitorear sus conversaciones sobre tráfico de drogas, lavado de dinero e incluso planes de asesinato.


Los funcionarios llamaron el golpe como un momento decisivo.


Los objetivos incluían bandas de narcotraficantes y personas con vínculos con la mafia.


También se incautaron drogas, armas, vehículos de lujo y dinero en efectivo en la operación, que se llevó a cabo en más de una docena de países. Esto incluyó ocho toneladas de cocaína, 250 armas y más de $ 48 millones (£ 34 millones) en varias monedas y criptomonedas en todo el mundo, añade BBC.


El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo que la operación había “asestado un duro golpe contra el crimen organizado” en todo el mundo.


La agencia de policía de la Unión Europea Europol describió la Operación Trojan Shield / Greenlight como “la mayor operación policial contra las comunicaciones cifradas”.


¿Cómo funcionó la aplicación ANOM?


El FBI comenzó a operar una red de dispositivos encriptados llamada ANOM y distribuyó de manera encubierta dispositivos con la aplicación de chat entre el inframundo criminal a través de informantes, cita BBC.


La idea de la operación surgió después de que otras dos plataformas encriptadas fueran eliminadas por las fuerzas del orden, dejando a las bandas criminales en el mercado de nuevos teléfonos seguros.


Los dispositivos fueron utilizados inicialmente por presuntas figuras criminales de alto nivel, lo que les dio a otros delincuentes la confianza para usar la plataforma, agrega dicha cadena.


“Tenías que conocer a un delincuente para conseguir uno de estos teléfonos personalizados. Los teléfonos no podían sonar ni enviar correos electrónicos. Solo podías comunicarte con alguien en la misma plataforma”, explicó la policía australiana.

Se trata de “una de las operaciones policiales más grandes y sofisticadas hasta la fecha en la lucha contra las actividades delictivas cifradas”, explicó el vicedirector de operaciones de Europol, Jean-Philippe Lecouffe, en La Haya, según el sitio alemán dw.com.

Especial PuroPeriodismo: ANOM: Hundreds arrested in massive global crime sting using messaging app, BBC