Edgar Fonseca, editor

Un año de prisión preventiva le fue impuesto a nueve integrantes de una red narco-financiera que tenía como base Corredores Corredores, zona sur y fue desarticulada el 6 de abril tras amplios operativos de OIJ y Fiscalía.

La red era liderada por un individuo de apellido González, alias Pancho Villa, de amplia influencia en la región, según las investigaciones de autoridades del OIJ y la Fiscalía.

Al momento de su captura, este individuo fue descrito como “gerente” de la organización con lujosas propiedades en Corredores, entre otros bienes, según dijo Walter Espinoza, director OIJ.

Medidas cautelares iniciales contra los detenidos fueron anuladas luego que un defensor objetó el comportamiento de una jueza en Grecia por distracción con su celular mientras se analizaban la resolución.

Un año de prisión preventiva

La Fiscalía apeló la anulación y logró que se adoptaran las nuevas medidas.

Personas investigadas Medidas cautelares dictadas 
González, Méndez, Concepción, Campos, Estribí, Quirós, así como dos hombres y una mujer de apellido Jiménez. Un año de prisión preventiva. 
Jiménez, Santos y Gómez. Monitoreo electrónico bajo arresto domiciliario e impedimento de salida del país por el plazo de un año. 
ChavarríaSin medidas cautelares* 

La organización criminal es vinculada al tráfico de cocaína desde Puerto Jiménez, Punta Burica y otros sitios de la zona sur.

Una intervención policial en Jacó en octubre 2020 logró el decomiso de una tonelada de cocaína que era transportada en una vagoneta y la policía vinculó a dicho grupo.

Tufo político

El caso cobró matiz político cuando trascendió que una semana antes de la desarticulación del grupo, el diputado Gustavo Viales, hasta entonces secretario general PLN y presidente de la comisión legislativa de Seguridad y Narcotráfico, visitó un condominio en San Joaquín de Flores donde fue arrestado el presunto líder de la banda de apellido González.

Viales confirmó que visitó el condominio para recibir un UBS con información de quejas de usuarios de hospitales en la zona sur.

La información se la dejó un munícipe de Corredores, arrestado con los sospechosos de la red narco.

El dispositivo –según Viales– se lo entregó un desconocido, adulto mayor, que lo atendió en la acera.

Viales se vio obligado a separarse de la fracción PLN, renunció a la secretaría general y se puso a la orden de la Fiscalía.

Negó cualquier relación con el grupo.

A raíz de ello, la Asamblea Legislativa conformó una comisión investigadora de la posible penetración narco en municipalidades y partidos.

La investigación se amplió luego que el 25 de mayo, OIJ y Fiscalía desbarataron otra poderosa organización narco, algunos de cuyos integrantes visitaron al menos 30 veces despachos en diputados en los últimos dos periodos.

El caso más notorio fue el del diputado Oscar Cascante, PUSC, quien recibió en su despacho a tres de los investigados -uno ya fallecido– en dicho grupo criminal de apellidos Cartín y Soto, en 13 ocasiones.

Cascante alegó que los individuos gestionaban su colaboración para impulsar proyectos de vivienda de interés social en Esparza y Corredores.

La Fiscalía confirmó que desde 2019 tramita una denuncia por supuesto tráfico de influencias contra el legislador, caso derivado de un expediente de investigación narco