Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter

La exvicepresidenta Lineth Saborío se convirtió la noche de domingo en la candidata presidencial del PUSC con miras a las elecciones del 6 de febrero en que los socialcristianos intentan retornar al gobierno tras 15 años fuera.

Poco antes de las 9 p.m, el Tribunal Electoral Interno del partido la declaró candidata con 56,5% de apoyo y estimar irreversible la tendencia de respaldo.

El diputado y precandidato Erwen Masís dio la sorpresa al afianzarse en el segundo lugar con 24% de respaldo mientras que el también diputado y aspirante, Pedro Muñoz, llegó a 18,9%.

“Hora de celebrar. Esta victoria no es mía, es de cada uno de ustedes y desde lo más profundo de mi corazón ¡GRACIAS! Costa Rica hoy inició un nuevo rumbo”, dijo apenas proclamada candidata en un tuit a las 9:22 p.m.

Dos horas antes, tras el primer corte, Saborío, quien acompañó como vicepresidenta al expresidente Abel Pacheco en la última administración PUSC (2002-2006), se dio por vencedora en la contienda.

“Se ha escrutado solo un 8% de los votos, pero tenemos confianza en que la tendencia se mantenga”, dijo en un tuit a las 7:21 p.m.

Los aspirantes Masís y Muñoz reconocieron luego los resultados.

“Logramos en los últimos tres días, después de los debates, lograr la simpatía y la confianza de muchos costarricenses”, destacó Masís exalcalde de San Mateo, Alajuela.

“Hicieron falta muchos votos”, admitió Muñoz.

Saborío es la primera mujer que elige el PUSC para ir a una elección presidencial.

Ante la prensa dijo que tiene “vocación y capacidad y experiencia para gobernar”.

El PUSC tuvo su convención en un ambiente marcado por la indignación pública ante la orden de la jueza penal de Hacienda, Carolina Lizano, de liberar en las últimas horas, a los 28 detenidos en el megaescándalo Cochinilla.

Saborío no se refirió al tema en sus primeras manifestaciones tras conocer los resultados favorables.

El PUSC pretende retornar al país tras 15 años fuera luego de los escándalos de los expresidentes Rodríguez y Calderón en 2004.

La convención socialcristiana se realizó tres semanas posterior a la del PLN que eligió como su candidato presidencial al expresidente José María Figueres el domingo 6 de junio.

En el reciente cuatrienio el PUSC se ha visto desgarrado por divisiones internas.

El expresidente Rafael A. Calderón hizo casa aparte en el Republicano Social Cristiano.

Rodolfo Piza, candidato presidencial de 2018, también se alejó e irá con partido independiente en febrero.

El expresidente Miguel A. Rodríguez no participó de la convención por estar fuera del país en asuntos familiares.

Habla de alianzas

“Veo con mucha satisfacción”, reaccionó Saborío tras el anuncio de los primeros resultados.

“Estos cambios en la política ya se están dando”, añadió Saborío quien en su cuenta Twitter –a la que se unió en marzo de este año– se describe como “Costarricense, abogada y sarchiseña. Fui Directora General del OIJ, Vicepresidenta de la República, Ministra de Planificación y Ministra de la Presidencia”

“Creo que, en este momento, todas las agrupaciones debemos estar claras en que necesitamos llegar a alianzas”, aseveró la proclama candidata.

“Hay muchísimo trabajo que hacer”, admitió tras una jornada electoral que durante la mañana contó con clima soleado pero por la tarde se vio afectada por fuertes lluvias en especial en el Gran Área Metropolitana.

Lo primero que hará, dijo, es tener una especie de repaso y agradecimiento y reconocimiento y visitará las provincias.

“Vamos a tener una cercanía, nuevamente, con todas las personas que ahora nos están apoyando”, agregó.

El primer corte de resultados reflejó el fuerte respaldo a Saborío.

El segundo corte a las 8 p.m. lo ratificó.